sábado, 13 de octubre de 2018

COMITÉ DE DEFENSA DEL BORDE COSTERO DE PUERTO MONTT LOGRA EL DESALOJO DE CENTRO SALMONERO CLANDESTINO DE “AGUAS CLARAS” EN EL LAGO CHAPO


COMITÉ DE DEFENSA DEL BORDE COSTERO DE PUERTO MONTT LOGRA EL DESALOJO DE CENTRO SALMONERO CLANDESTINO DE “AGUAS CLARAS”
EN EL LAGO CHAPO

Para sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Octubre de 2018



Después de casi un año de denuncias y correspondencia cruzada entre el Comité de Defensa del Borde Costero de Puerto Montt y la Gobernación Marítima de Puerto Montt, esta última informó a la organización ciudadana que se había iniciado el desalojo de un centro de producción clandestino que la empresa salmonera AGUAS CLARAS operó por más de diez años sobre 6 hectáreas de superficie del Lago Chapo, en el borde costero del Parque Nacional Alerce Andino, sin contar con concesión acuícola.

Mediante el Ord. 12.600/1536, fechado 7 de septiembre de 2018 y dirigido al Presidente del Comité, la Gobernación Marítima de Puerto Montt señaló que:

“…Respecto al proceso de desalojo de la ocupación ilegal de la empresa Aguas Claras S.A. en el sector El Desagüe del Lago Chapo (Centro de Cultivo Código 101291) al no acreditarse la titularidad de una concesión acuícola, se generó el proceso de desalojo, y a la fecha se encuentra en curso un plazo otorgado por la Capitanía de Puerto de Puerto Varas, para ejecutar el retiro de estructuras, con todas las medidas de seguridad necesarias para el cumplimiento del desalojo…”

La investigación del Comité se inició en Septiembre de 2017, cuando vecinos del lugar denunciaron al Comité la presencia de un basural salmonero en las playas del sector “El Desagüe” y que correspondían al reemplazo de estructuras de un centro para producción de smolts (salmones juveniles) de la empresa AGUAS CLARAS, que operaba al menos desde el año 2005 un centro clandestino que no contaba con concesión acuícola otorgada ni permisos de funcionamiento y que tampoco pagaba una patente acuícola.

Para el Presidente del Comité de Defensa del Borde Costero de Puerto Montt, Hernán Espinoza, este caso es un símbolo de cómo los servicios públicos, incluida la Armada de Chile, se coluden para brindar protección a los abusos y delitos que comete la Industria Salmonera en las Regiones Australes del país:

“Una semana después de denunciar la presencia de un basural salmonero en las playas del sector ‘El Desagüe’ del Lago Chapo, la Gobernación Marítima de Puerto Montt le otorgó un ‘permiso de escasa importancia’ a la empresa que juntaba esta basura y armaba balsas-jaulas nuevas para este centro clandestino, a pesar de toda la evidencia que ya les habíamos entregado de que se trataba de una ocupación ilegal. Tuvimos que volver a interpelar a la Gobernación Marítima, con nuevos antecedentes, para que cancelara ese permiso para usar las playas como factoría de balsas-jaulas destinadas a un centro salmonero clandestino”.



El Comité, que inició las denuncias en conjunto con el Concejal Juan Carlos Cuitiño y que luego desechó esta alianza tras la intromisión del FRENTE AMPLIO en el caso, solicitó la investigación de numerosas irregularidades cometidas por la empresa y los servicios públicos en este Lago intermedio entre dos Áreas Silvestres Protegidas del Estado: el Parque Nacional Alerce Andino y la Reserva Nacional Llanquihue.

“Ante la Contraloría Regional demostramos que AGUAS CLARAS se dio el lujo de presentar no sólo Informes Ambientales (INFAs) falsos, sino que además reportó enfermedades en los peces en cautiverio que mantenía en esta ocupación ilegal de aguas, las que fueron   registradas por el Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA) así como los INFAs falsos, que también recepcionaba la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA). Estamos a la espera del pronunciamiento de Contraloría, que nos debiera ser favorable, para continuar con una denuncia por notable abandono de deberes contra estos mismos servicios públicos involucrados en estos descuidos en el cumplimiento de sus funciones”, señaló Espinoza.

 Aunque el Comité demostró que una concesión acuícola que mantiene AGUAS CLARAS en el sector El Desagüe no ha sido operada en los últimos 12 años y solicitó la caducidad de la misma, de acuerdo a las disposiciones de la Ley General de Pesca y Acuicultura, la Gobernación Marítima de Puerto Montt se ha negado a tramitar tal solicitud, amparándose en informes de SERNAPESCA y SUBPESCA, es decir, de los mismos servicios que protegieron el funcionamiento de un centro clandestino durante, al menos, 12 años.

“Nuestro objetivo es obtener el desalojo de todas las instalaciones salmoneras de este Lago, donde existen 5 concesiones acuícolas que ya debieran estar caducadas por el Ministerio de Defensa si la Gobernación Marítima de Puerto Montt le cursara información veraz, por ejemplo sobre las irregularidades que hemos denunciado. En eso seguimos trabajando, a pesar de esta red de protección estatal y de la intromisión política oportunista, que sólo aporta distracción en torno a estos casos, donde terminan actuando como ‘semaneros’ de Salmon-Chile, limpiando las playas que los mismos salmoneros ensucian” concluyó Espinoza.

Patagonia Sin Represas… Sin Salmoneras
Octubre de 2018.


miércoles, 5 de septiembre de 2018

CODEFF DENUNCIA SALMONERAS EN MAGALLANES



Que impide la mantención de la vida acuática:
COMITÉ PRO DEFENSA DE LA FLORA Y FAUNA DENUNCIA GRAVES INFRACCIONES EN SIETE CENTROS DE ENGORDA DE SALMONES EN LA REGIÓN DE MAGALLANES

Comunicaciones CODEFF, 04 septiembre de 2018

El pasado 23 de agosto, el Comité Pro Defensa de la Flora y Fauna (CODEFF) ingresó en la Superintendencia del Medioambiente (SMA) siete denuncias por graves infracciones a la Ley General de Pesca y Acuicultura por empresas salmoneras en la Región de Magallanes, así como a las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) que han permitido su operación en la zona.

Son cuatro las empresas infractoras -NOVA AUSTRAL, CAMERON S.A., CERMAQ-Chile y CULTIVOS MARINOS LAGO YELCHO-, cuyos centros generaron “condiciones anaeróbicas” en el sitio de emplazamiento de sus cultivos, infraccionando el artículo 87º de la Ley general de Pesca y Acuicultura y el Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA), ambos cuerpos normativos de cumplimiento obligatorio para las empresas salmoneras según las RCA emitidas.

“NOVA AUSTRAL, cuyo representante legal es Drago Covacich Mc Kay, quien a su vez es representante y vocero de la industria salmonera operando en Magallanes, solo durante el año 2017 generó colapso ambiental en cuatro de sus centros de engorda ubicados en las aguas interiores del Parque Nacional De Agostini, recalcó Héctor Kol, profesional del Área Marina de CODEFF Aisén. Agrega que en dicho Parque la empresa mantiene once centros de engorda, nueve de los cuales ya han generado condiciones anaeróbicas que impiden la mantención de la vida acuática en sus sitios de emplazamiento, esto en el periodo de 2010 a 2017, según los Informes del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA).

Los otros sectores que serían afectados por estas condiciones son el Seno Skyring (Comuna de Río Verde), Golfo Almirante Montt (Comuna de Natales) e Isla Desolación (Comuna de Punta Arenas), como se muestra en el mapa siguiente.



 En la denuncia ingresada contra el centro de engorda identificado en el Registro Nacional de Acuicultura (RNA) con número 120087, de NOVA Austral, ubicado en el Seno Lyell del Parque Nacional de Agostini, CODEFF entrega adicionalmente una imagen satelital disponible en los registros de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA) que muestra cómo la empresa podría estar obteniendo producciones mayores a las autorizadas al instalar 29 balsas-jaulas circulares, de las cuales 15 de ellas están fuera de la concesión otorgada, es decir, ocupando una superficie de mar mayor a la autorizada como muestra la Figura 2 de la denuncia original.



Cabe destacar que el centro de engorda de salmónidos de la empresa, autorizado mediante la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) Nº 72, fechada 15 de abril de 2003 y emitida por la Comisión Regional de Medioambiente de Magallanes (COREMA-Magallanes), fue otorga para producir 1.500 toneladas de salmónidos por ciclo productivo, en un centro de engorda provisto de 20 balsas-jaulas circulares, de 22 metros de diámetro cada una (página 3 de la RCA, 3.2 “Etapas del proyecto”). Por lo que el centro estaría implementado con un 50% más de estructuras de cultivo que las autorizadas, como evidencia la imagen de SUBPESCA.

En su denuncia, CODEFF solicita además se sancione a NOVA AUSTRAL (RNA 120087) por infracciones a la RCA por generar condiciones anaeróbicas en aguas interiores de un Parque Nacional y exige se investigue una probable sobre-producción de salmones en el centro de engorda. La organización de defensa ambiental también solicitó que se oficie a la Gobernación Marítima (Armada de Chile) para que fiscalice tanto la posición como el número de estructuras de cultivo en este sector.

Esta denuncia se suma a otras acciones que se han realizado con anterioridad, como en junio del año pasado cuando CODEFF desde Aisén solicitó al Contralor General de la República la cancelación o anulación de once concesiones entregadas el Estado para centros salmoneros ubicados en el Parque Nacional Alberto De Agostini, en Magallanes. Agregando que esas salmoneras contravienen los fines de protección ambiental del Parque y que además nueve de ellas se habían encontrado anaeróbicas en los últimos años, provocando grave daño ambiental en un área que debiera estar protegida por el Estado, contraviniendo con ello los artículos 36 de la Ley de Medio Ambiente y 158 de la Ley de Pesca.

Además de solicitar la anulación de concesiones y sacar esas salmoneras del Parque Nacional De Agostini, también se ha solicitado que se tomen medidas para restituir, restaurar el medio ambiente a su condición natural en que lo recibieron. Asimismo, se solicitaron al Contralor la anulación de otras concesiones ubicadas en áreas protegidas que siguen en el lugar a pesar de las denuncias presentadas el año pasado.

Cabe destacar que desde el 2013, la Contraloría General de la República viene dictaminando que no pueden ni deben existir haber instalaciones salmoneras en los Parques Nacionales (Dictámenes 38429/2013 y 83278/ 2016). No obstante, la institucionalidad respectiva aun conociendo estos dictámenes, no ha procedido a sacar a las salmoneras del lugar.

"Reiteramos nuestra preocupación por la existencia de centros de producción de salmones especialmente en el Parque Nacional de Agostini, y alentamos a las autoridades a que tomen las medidas necesarias ante la deficiente condición sanitaria de los peces en cultivo, que induce al uso indiscriminado de pesticidas, desinfectantes y antibióticos en las aguas interiores de un Parque Nacional creado en 1965 para la preservación del patrimonio natural y la biodiversidad allí existente, y que con estas infracciones reiteradas por parte de estas empresas están bajo grave peligro", señaló finalmente el profesional de CODEFF Aisén.


miércoles, 15 de agosto de 2018

Declaración Pública por arribo del Seikongen a Puerto Montt


DECLARACIÓN PÚBLICA POR ARRIBO DEL “SEIKONGEN” A LA COMUNA DE PUERTO MONTT.

Comité de Defensa del Borde Costero de Puerto Montt
Agosto de 2018.



Ante el arribo de la motonave “Seikongen” a la Comuna de Puerto Montt con fecha 15 de Agosto, el Comité de Defensa del Borde Costero de Puerto Montt, Organización Comunitaria Funcional, señala lo siguiente:

1.- La nave “SEIKONGEN”, siniestrada en Octubre de 2017 cuando transportaba salmones tóxicos producidos en un centro ilegal de la empresa CAMANCHACA en Pilpilehue, Comuna de Chonchi, como lo denunciamos ante la Superintendencia del Medioambiente (SMA) en su oportunidad, ha llegado al lugar correcto.

2.- Su fondeo en las contaminadas aguas de Puerto Montt, a pesar del repudio ciudadano generalizado e incluso del repudio simulado de las autoridades comunales y políticas locales, demuestra quién es el que controla el Poder en las Regiones Australes, a qué intereses sirve la Armada de Chile y cuan efímera es la autoridad “civil” regional y comunal cuando debe enfrentarse a la Industria Salmonera.

3.- La travesía de una nave dañada, custodiada por buques de la Armada con destino a una Comuna de otra Región, que impidió su arribo porque la nave no contaba con la documentación que acreditara una navegación segura, de la que se ignora hasta hoy su verdadera carga y  que carece de  protocolos para descargarla y transportarla hasta el  vertedero de una Comuna que tampoco quiere recibirlos, ha llegado al lugar donde siempre, entre cuatro paredes, se toman las decisiones que favorecen a la Industria Salmonera, como esta vez también se le ha favorecido.

4.- A diferencia de los que hoy, desde sus cargos municipales y parlamentarios, declaman en contra de UNA NAVE, nuestro Comité ha sostenido siempre que la Industria Salmonera, en su totalidad, es un problema sin solución, que siembra la corrupción en todos los servicios públicos de las Regiones donde se instala y genera la alienación laboral como un código de conducta entre sus trabajadores y sus organizaciones.

5.- La permanencia, aún y a pesar de todo, de la llamada “Ley Longueira”, elaborada bajo sobornos con el único propósito de asegurarle a las “siete familias”, todas ellas propietarias de empresas salmoneras, los peces silvestres que requiere la producción de salmones, demuestra que incluso el Congreso Nacional se ha postrado ante este fetiche de una “Modernidad” que se sostiene sólo por subsidios estatales y especulación financiera.

6.- No le damos la bienvenida al SEIKONGEN porque representa aquello que queremos erradicar de nuestros mares australes, pero entendemos su presencia como una demostración de fuerza, un “téngase presente” acerca de su Poder que nos hace el Estado Salmonero, con su cohorte de medios de comunicación que plantan noticias y agendas “para distraer la mente, para desviar la vista”, con su ejército de Alcaldes y Concejales que siempre aprueban los proyectos salmoneros que llegan hasta los Municipios, su escuadra de Universidades y Consultoras que elaboran informes falsos para encubrirla, su “escuadrón de élite” camuflado como ONGs Ambientalistas que la “certifican” y la tropa de organizaciones comunitarias dispuestas a ignorar cómo se destruye su mar y son arrasados sus peces a cambio de un parque con columpios en una esquina del barrio.

7.- En definitiva, el SEIKONGEN no sólo transporta salmones putrefactos. También carga con parte de nuestra dignidad perdida, misma que hemos tratado de defender y recuperar a lo largo de nuestra existencia, donde hemos acudido a TODOS los servicios públicos con nuestras denuncias acerca de violaciones reiteradas a la Ley que perpetra la industria salmonera, casi siempre con resultados insatisfactorio o ningún resultado., hasta ahora.

 8.- La presencia de esta nave, con custodia armada que pagamos todos los chilenos, nos indica que aún tenemos mucho trabajo por hacer.

Y lo haremos.

PATAGONIA SIN SALMONERAS!!

Comité de Defensa del Borde Costero de Puerto Montt
Puerto Montt, Agosto de 2018.




martes, 17 de julio de 2018

Escape de salmones en Calbuco y el Ambientalismo V.I.P.


Escape de salmones en Calbuco y el Ambientalismo V.I.P. :
La Insoportable Levedad del Ser.

Por Héctor Kol
Para sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Julio de 2018.

 “Yo no sé por qué mi Dios 
le regala con largueza
 sombrero con tanta cinta
a quien no tiene cabeza”

- Violeta Parra, quizás en cierta ceremonia de premiación-

En 1984, Milan Kundera, escritor checo, publicó su obra “La Insoportable Levedad del Ser”, quizás si un verdadero tratado acerca de la superficialidad de una sociedad inserta en la antigua Guerra Fría entre EEUU y la URSS y que es aplicable a la sociedad pos-modernista chilena de hoy, donde la “libertad” se mide según los Gigas que entrega la compañía telefónica WOM, especialista en superficialidades.

En la obra de Kundera, los 3 personajes principales podrían perfectamente representarse en los tiempos modernos de la estupidez digital que previno Einstein y que se asentó en un estrato etáreo particular de la sociedad chilena… y en varias instituciones que sirven para llenar el espacio de las insoportables 24 horas de transmisión de CNN-Chile.

En la novela, el matrimonio protagonista se mantiene unido, a pesar de las mutuas infidelidades, porque necesitan sentir que aman a alguien y convencerse de eso. Es el único compromiso existente entre ambos: creer que aman, pues ni siquiera tienen hijos en común y adoptan a un perro (Karenin) para reemplazar tal compromiso y “Ser” padres.

(Es decir, los “hipsters” del Distrito 10 y del GAM ni siquiera inventaron eso).

La misma superficialidad se refleja en los demás personajes de la obra de Kundera, que hacen “algo”, cualquier cosa, con tal de sentirse conectados con la realidad, aunque nada de lo que hacen la transforma. La amante rebelde del médico protagonista de la novela, por ejemplo, se inserta en toda clase de experimentos sociales de resultados imprevistos (léase “Movimientos Sociales chilenos”) para sentir que hace algo con su vida y por la vida de los demás. Su “Ser” rebelde es el cable a tierra con un mundo que, en verdad, no le interesa más allá “de los titulares” y de las consignas, una rebeldía que alcanza su clímax en su autoexilio… en EEUU…

Así funcionan, también, las ONGs del Ambientalismo V.I.P., que defienden a la Naturaleza mientras se sientan en las Mesas de Trabajo que organizan los mismos que la destruyen, que corren adonde está la gente con sus “conflictos ambientales” para capturar “socios” o para quitarle territorialidad a esos conflictos. Tras el paso del ambientalismo V.I.P., todos los “conflictos” se manejan desde Santiago, donde se transforman en una denuncia en Facebook, mientras el “movimiento social” que los ha generado  se queda a la espera de los resultados que de la Capital provengan. No participan de las estrategias, de las reuniones a puertas cerradas, del “lobby”, menos de los acuerdos y ni hablar de los Directorios de estas ONGs. Pero quedan todos con la conciencia tranquila: algo hicimos… Ahí están los “likes” para demostrarlo…

Las y los C.E.O. del “ambientalismo V.I.P.” siempre están bien peinados, maquillados y vestidos esperando a que llegue la prensa para que les pregunten sobre algún desastre ambiental del que no tienen idea. Y aunque la prensa sabe eso, igual acude a entrevistarlos, porque ambos personajes (entrevistador y entrevistado/a) son complementarios: la ONG V.I.P. hace como que sabe…. y la prensa del sistema hace como que informa… El tema es “empoderarse”, o sea, hacerse poderoso en un conflicto que, en verdad, no les interesa y que les es ajeno incluso territorialmente: el Ambientalismo V.I.P. tiene sede en Santiago, igual que la mayoría de las casas matrices de las empresas que causan estos conflictos.

El reciente escape de 800 mil salmones tóxicos de un centro de engorda de Marine Harvest en Calbuco, Región de Los Lagos, al norte del Canal del Chacao (doblando a mano derecha) demostró que la obra de Kundera es más que una novela en Chile: es el “Ser”  del ambientalismo V.I.P. y de la prensa del sistema.

Una de estas ONGs, por ejemplo, publicó una columna para referirse a las consecuencias ambientales que tendría este escape de salmones EN CHILOÉ… Y así, de golpe y porrazo y sin Puente del Chacao de por medio, Calbuco estaba en Chiloé…

Así de simple, así de insoportablemente leve en la novela de horror que se escribe en esta larga y angosta Zona de Sacrificio que se extiende desde Arica a Tierra del Fuego, gracias a una “institucionalidad ambiental” que el ambientalismo V.I.P. aplaude, defiende y premia, colocando “sombrero con tanta cinta a quien no tiene cabeza” en ceremonias realizadas…en EEUU….

Otra ONG celebraba en la prensa  la “ayuda de la pesca artesanal” en la re-captura de estos salmones “fugados” desde sus celdas impregnadas de pinturas anti-fouling. Por supuesto, estos “especialistas”, con sede en Santiago, no se refirieron a que esos salmones tóxicos, fueron VENDIDOS por esa heroica pesca artesanal (a luca y a mil… a luca y a mil)  a los habitantes de Calbuco y Puerto Montt, que quieren tener acceso al rico y exclusivo veneno chileno al que acceden los habitantes de los países “desarrollados” que suelen comer salmón… aún.

La población de Calbuco, la cuarta comuna más pobre del país, ahora tenía acceso a la comida de los ricos, aunque levemente podrida, levemente piojenta y levemente tóxica… “Me enveneno como rico”…. ¿Qué mas Milan Kundera puede ser eso?...

Y en Puerto Montt, a sólo metros de las oficinas del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) los pescadores vendían libremente un producto que el propio Servicio fiscalizador había declarado “no apto para el consumo humano”, amenazando con las penas del infierno a quien vendiera y a quien comprara el producto tóxico escapado. ¿Para qué iba a cruzar la vereda el SERNAPESCA de Puerto Montt si su función fiscalizadora ya la había hecho a través de la prensa del sistema, donde declaró que los salmones fugados probablemente serían devorados por los lobos marinos?...

Y allí estaban, casi en las puertas de la oficina de SERNAPESCA en Puerto Montt, los lobos marinos con sus lanchas vendiendo el salmón fugado que venían a comprar otros lobos marinos…

“SHOW MUST GO ON” cantaba Freddy Mercury poco antes de su muerte…

En el país real: la Denuncia del Comité de Defensa del Borde Costero “Calbuco Emergente”

De los 800 mil salmones escapados, sólo 28 mil salmones habían sido recapturados por la empresa (bajo la dirección de SERNAPESCA y sus planillas Excel) a la fecha de elaboración de este artículo. Un 2,5% de eficacia en la recaptura. Así funcionan los modernos “planes de contingencia” de Marine Harvest para este tipo de casos, una empresa noruega que se comporta como noruega sólo en Noruega….En Chile se comporta como una empresa chilena…. No necesita más…

Mientras tanto, el Comité de Defensa del Borde Costero “Calbuco Emergente” ingresaba una denuncia ante la Superintendencia del Medioambiente de Puerto Montt (SMA) donde acusaba que la empresa Marine Harvest había usado, en el centro  protagonista del escape de salmones, balsas-jaulas CUADRADAS durante al menos 4 años, teniendo autorizado el uso de 20 balsas-jaulas CIRCULARES en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que había autorizado un aumento de producción desde las 1.020 Toneladas/año de salmónidos a las 6.500 Toneladas/ciclo productivo,  más de un 500% de aumento en un sistema de características desconocidas incluso para la empresa, como lo demuestra el accidente que generó el masivo escape.

El mismo Comité señala en su denuncia que tras el escape de peces, la empresa había advertido que los salmones estaban contaminados con el antibiótico FLORFENICOL, que no aparece declarado ni autorizado en la Resolución de Calificación Ambiental ya señalada y finalizó señalando que en las fotografías actualizadas de las instalaciones de este centro aparecían, nuevamente, balsas - jaulas CUADRADAS en lugar de las balsas-jaulas redondas que están autorizadas,  como muestra la Figura siguiente, tomada de la denuncia de esta organización comunitaria sin CEO y sin oficinas en Santiago.

En la imagen se muestran 10 balsas-jaulas cuadradas, de las cuales 9 fueron destruidas por un temporal, permitiendo el escape de los maltratados salmones que hoy se venden en todo el litoral entre Calbuco y Puerto Montt. Es decir, el 90% de este centro fue destruido por uno de los tantos temporales que cruzan la cotidianeidad de los mares australes chilenos…

¿Dónde está la fiscalización de las actividades acuícolas que la Ley General de Pesca y Acuicultura les prescribe a la Armada de Chile y a SERNAPESCA? ¿En cuál “Mesa de Trabajo” se extraviaron esas obligaciones?




Si SERNAPESCA y la Armada de Chile son incapaces de detectar este incumplimiento a los permisos ambientales que se le otorgaron a Marine Harvest para operar este centro, usando  estructuras de cultivo DISTINTAS A LAS AUTORIZADAS desde el año 2012 en adelante y que se pueden ver a simple vista,  ¿qué capacidad tienen estos Servicios para saber qué productos químicos se han usado o no en estos salmones hoy en fuga? ¿Qué capacidad tienen, en definitiva, para controlar lo que no se puede ver?

En la  Declaración de Impacto Ambiental que se evaluó para autorizar el aumento de un 500% de producción en un centro provisto de 20 balsas-jaulas circulares, la empresa OCEAN HORIZONS (antecesora de Marine Harvest en la operación de esta concesión acuícola) aseguraba que todos los smolts (peces juveniles) que ingresarían al centro de cultivo estarían vacunados contra enfermedades bacterianas y virales para “reducir” el uso de… antibióticos:

“Como política de la Compañía, se contempla que el 100% de los smolts de salmón del atlántico ingresen vacunados al centro contra 3 ó 4 de las principales patologías a saber, IPN, Vibrio y SRS (dependiendo del centro de cultivo), con el fin de de reducir mortalidades y el consumo de antibióticos”.

(DIA “AMPLIACIÓN DE BIOMASA CENTRO DE CULTIVO DE SALMÓNIDOS SECTOR SUR DE PUNTA REDONDA, ISLA GUAR, COMUNA DE CALBUCO, X REGIÓN DE LOS LAGOS, PERT N° 210104039,  Página 25, Julio 2011)

Aseguraba que los muestreos periódicos, el registro de corriente, el retiro diario de mortalidades, el uso de pediluvios y la Santísima Trinidad  permitirían obviar el uso de antibióticos para el control de enfermedades e incluso el desarrollo de Caligidosis (infestación por Caligus, piojo de mar).

Sin embargo, este centro siempre fue otra colección de enfermedades bacterianas y  de parásitos que día tras día esparcen las salmoneras por los antiguamente “prístinos” archipiélagos, canales y fiordos del Mar de la Patagonia, como muestra la Figura siguiente.




En efecto, la Figura 2 señala que durante 7 años del periodo 2010 a 2017 (8 años) el centro estuvo con sus peces infestados por Caligus (piojo de mar), que obligaron a la empresa a usar pesticidas tóxicos para el medioambiente acuático e incluso para los mismos peces. Con casi igual constancia, sus peces fueron afectados por las enfermedades bacterianas  SRS y BKD, que inducen al empleo irracional de antibióticos, ya conocido y aún tolerado.

¿Y dónde quedaron los pediluvios, las vacunas, los retiros diarios de mortalidades y la Santísima Trinidad?...Se perdieron en este mundo de Insoportable Levedad austral que han creado el Estado Salmonero y el Ambientalismo V.I.P.

A la prensa ni a las ONGs, especialmente aquellas que venden “certificaciones de producción limpia” a las salmoneras o las que postulan a una “salmonicultura sustentable” como la que pretende el Diputado Boric para Magallanes o las que se sientan en la Mesas de Trabajo para que la destrucción del Mar Patagónico sea “gradual” y no de la manera acelerada como ya ocurrió, no les importa esto. No lo investigan, ni siquiera saben dónde ocurre…

Total, ya sacaron portada, ya salieron en la prensa hablando del FLORFENICOL, el antibiótico que según SERNAPESCA (es decir, según Marine Harvest) portaban unos 400 mil de los 800 mil peces que se fugaron de su envenenado encierro en este centro donde se prometía casi un total control de enfermedades…


Al fin y al cabo, para mantener esta Insoportable Levedad del Ser que domina a este país con vista a un mar contaminado por salmoneras y ductos de relaves industriales y mineros, basta con este tipo de ONGs, las del Ambientalismo V.I.P. y con esta prensa que festina con la compra y venta de salmones tóxicos en las costaneras de Calbuco y Puerto Montt, a sólo  metros de las oficinas del organismo fiscalizador ya mencionado… y también a sólo metros de las mesas instaladas para reunir firmas contra el “acoso callejero”, uno de los cables a tierra del pos-modernismo criollo y su propia Insoportable Levedad institucional e ideológica, creadas y funcionando para que nada cambie.


Héctor Kol
Patagonia Chilena Sin Represas… Sin Salmoneras
Julio de 2018.

miércoles, 6 de junio de 2018

CORRUPCIÓN Y ACUICULTURA EN CHILE (I): Los Casos de Lago Chapo y Lago Llanquihue.


LA CORRUPCIÓN EN LOS SERVICIOS PÚBLICOS COMO AMENAZA AL PATRIMONIO NATURAL Y BIODIVERSIDAD

 Los Casos de Lago Chapo y Lago Llanquihue ocupados por la Industria salmonera. 

 Por Héctor Kol

Presentación ante el Congreso Nacional de Comunidades Patrimoniales. 
Encuentro Regional Sur.
Universidad de Los Lagos, Puerto Montt, Mayo de 2018.



En abril de este año, en una entrevista concedida por el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, a CNN-Chile, el funcionario señalaba lo siguiente:

“SI… Cuando los servicios públicos no hacen su pega, cuando incurren en ‘falta de servicio`, eso debe ser considerado como CORRUPCIÓN…”

(Jorge Bermúdez. Contralor General de la República. Entrevista con Tomás Mosciatti, CNN- Chile, 22 de abril de 2018)

Después de más de una década batallando en estas Regiones Australes para que la Industria Salmonera cumpla las normas, las leyes, las disposiciones reglamentarias que evidentemente son insuficientes, ineficientes y permeables a todo tipo de infracciones e influencia política, mi opinión es que la principal amenaza al Patrimonio Natural de todos los chilenos, de esos lagos, ríos y mar de una Patagonia “prístina” que sólo existe en los catálogos de las agencias de viajes y discursos de las ONGs ambientalistas que están en Santiago, es LA CORRUPCIÓN, manifestada esta en la “falta de servicio” que señalaba el Contralor.

Y esta corrupción (falta de servicio) fue verificada por la misma Contraloría General de la República (CGR) en el año 2016, cuando realizó Auditorías al órgano fiscalizador de la acuicultura (SERNAPESCA) y al órgano regulador de esta actividad (SUBPESCA) para establecer qué tanto de sus funciones prescritas por Ley cumplieron ambos servicios del Estado en el periodo 2011 a 2015, es decir, durante 5 años continuos.



Y el resultado fue el esperado para los que hicimos las denuncias respectivas (nuestro Comité, el Comité Pro-Defensa de la Flora y Fauna, CODEFF y la ONG Real-Chile).

En el caso de la auditoría a SERNAPESCA, la CGR señaló que durante el periodo auditado (5 años) SERNAPESCA permitió que decenas de centros de engorda de salmónidos operaran FUERA de sus concesiones autorizadas, que entregaran informes ambientales falsos que fueron certificados por SERNAPESCA y que tales infracciones fueron ocultadas por este servicio, sin informarlo a “las autoridades competentes”, es decir, a la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas, para que esta procediera a la CADUCIDAD de las concesiones acuícolas que no fueron ocupadas en este periodo, porque los salmoneros operaron FUERA de ellas.



Respecto del organismo “regulador”, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA) la CGR señaló que ni siquiera contaba con un catastro actualizado de los proyectos salmoneros. Es decir, la SUBPESCA “regula” una actividad que ni siquiera sabe dónde está…

La imagen de la Figura 4 corresponde al resultado de las auditorías de la CGR, con decenas de centros que no sólo operaron fuera de sus concesiones en el periodo de 5 años investigado, sino que además presentaron informes no-veraces o falsos respecto del estado ambiental del sitio donde ubicaron sus balsas-jaulas. Como ven, sin importar el status administrativo que tenga un sector o área de esta Patagonia agredida, sin importar  si es un Parque Nacional, una Reserva Nacional o un Santuario de la Naturaleza, la Industria salmonera operó donde se le vino en gana, aprovechando que la “falta de servicio”, es decir, la corrupción, caracterizó a  los servicios públicos que debían “regularla” y “fiscalizarla”.
  



¿Ha terminado esa corrupción?

En estos últimos meses, nuestro Comité ha seguido, investigado y denunciado el caso del Lago Chapo de nuestra Comuna de Puerto Montt, en un trabajo que se inició en forma conjunta con un Concejal de esta comuna, pero que ahora hacemos en solitario pues nosotros trabajamos para el bien común y no para darle contenido a una coalición política.

El Lago Chapo se ubica entre dos Áreas Silvestres Protegidas del Estado: el Parque Nacional Alerce Andino y la Reserva Nacional Llanquihue, que ostentan ese status por su biodiversidad, por contener monumentos naturales, por su belleza escénica y su valor  ecológico.

En septiembre del 2017, en las playas del sector El Desagüe de este Lago intermedio entre dos Áreas Silvestres Protegidas del Estado, uno de nuestros integrantes detectó el basural que se muestra en la Figura 6 siguiente:



En nuestra primera denuncia ingresada en septiembre de 2017 a la Gobernación Marítima de Puerto Montt atribuimos este basural al desarme de un centro de cultivo de salmónidos de la empresa AGUAS CLARAS que operaba frente a este sector. En las investigaciones que realizamos posteriormente, detectamos las operaciones acuícolas ilegales que se aprecian:


La empresa AGUAS  CLARAS (Filial de AQUACHILE) estaba operando fuera de su concesión acuícola al menos desde el año 2005, como muestra esta imagen en Google Earth, fechada en junio de 2005. Y no sólo eso, sino que además ocupaba 100 veces más superficie de lago que la concedida (0,07 hás), 100 veces más de la superficie por la que paga una patente acuícola.

A junio de 2016, es decir, 11 años después de obtenida la imagen anterior, esta era la situación: AGUAS CLARAS mantenía dos grupos de instalaciones de producción de salmónidos, una de ellas a más de un kilómetro al sur-weste de la única concesión acuícola otorgada en el sector: la que debiera operar un centro de cultivo con el número 100394 del Registro Nacional de Acuicultura (RNA).



A diciembre de 2017, esto era lo que se observaba frente al Sector El Desagüe: un centro de cultivo de un módulo o tren de balsas-jaulas había sido repuesto en un sector sin concesión acuícola y al norte y sur de este, AGUAS CLARAS había acopiado estructuras metálicas y pontones (bodegas) flotantes. Todo ello, en un sector SIN CONCESIÓN ACUÍCOLA.


Nuestras denuncias fueron contestadas por la Gobernación Marítima de Puerto Montt en oficios de diciembre de 2017 y enero de 2018. En el primero de ellos, que muestra la imagen, se nos ratifica que AGUAS CLARAS se encuentra operando fuera de la concesión acuícola otorgada al centro de producción RNA 100398. La orden de la Armada es “regularizar” su ubicación, es decir, reinstalar el centro de cultivo en su concesión.


En su oficio de enero de 2018 que aparece en la Figura 11, la Gobernación Marítima nos aclara más esta situación de ocupación y operaciones acuícolas ilegales de la empresa AGUAS CLARAS en el Lago Chapo.

Como señala el oficio, parte de las estructuras denunciadas corresponderían a otro centro de cultivo, identificado con el RNA 101291, que tendría 6 hectáreas de superficie PERO QUE NO CUENTA CON CONCESIÓN ACUÍCOLA OTORGADA.



La orden de la Gobernación Marítima a la empresa fue, entonces, desalojar tales estructuras (1 módulo de cultivo) mientras “aclaraba” su situación, es decir, mientras aclaraba qué hacía operando en un sector donde no cuenta con concesión acuícola para hacerlo y no paga un peso al estado por 6 hectáreas de superficie lacustre que ocupa desde hace 12 años.

En consecuencia, esta imagen de la Figura 12 resume la situación denunciada inicialmente en Octubre de 2017:

Aguas Claras ha operado, durante más de una década, DOS CENTROS DE CULTIVO en un sector colindante al Parque Nacional Alerce Andino, donde NO CUENTA CON CONCESIONES ACUÍCOLAS OTORGADAS y ha mantenido sin operaciones la concesión acuícola efectivamente otorgada, incurriendo en la causal de caducidad que contempla la Ley General de Pesca y Acuicultura.


Hemos solicitado, desde Septiembre de 2017, la caducidad de esta concesión y el desalojo de estas instalaciones ilegales. Hemos recurrido a la Gobernación Marítima, a la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas, a la Contraloría Regional de la República y a la Superintendencia del Medioambiente a fin de reestablecer el cacareado “Estado de derecho” en este Lago de la comuna de Puerto Montt.

Y a pesar de todo lo anterior, esta es la situación que hemos detectado en Marzo de este año, 5 meses después de nuestras iniciales denuncias:


 Como ven en la imagen, AGUAS CLARAS ha completado un centro de cultivo con tres módulos o trenes de balsas-jaulas, en un sector sin concesión acuícola y haciendo caso omiso de la orden de desalojo dada por la Armada de Chile.

¿Es esto “falta de servicio”? ¿Es esto CORRUPCIÓN? Aún no nos responde la Contraloría; tampoco han sido desalojadas estas estructuras desde una ocupación ilegal y no se nos ha comunicado la caducidad de la concesión acuícola abandonada por AGUAS CLARAS al menos en la última década.

Esta práctica de operaciones acuícolas ilegales se repite en Lago Llanquihue, rodeado de volcanes nevados y escenario natural de la Capital chilena del Turismo: Puerto Varas.

Allí existen unas 14 concesiones acuícolas para salmonicultura, de las que se muestran 12 de ellas con íconos amarillos (las restantes están en proceso de verificación de posición). En todas ellas se producen esmolts, salmones juveniles que luego son engordados en centros salmoneros ubicados en ambientes marinos.



Dos de estas concesiones se muestran en la siguiente imagen de la Figura 15, que corresponde a una captura de Pantalla del Visualizador de Mapas de SUBPESCA, el órgano “regulador” de la acuicultura.

Como se aprecia en la imagen sin fecha, estas dos concesiones de AQUACHILE, otorgadas en el Sector Yerbas Buenas, a los pies del Volcán Osorno,  no están siendo operadas, pues los centros de cultivo se encuentran FUERA de los polígonos otorgados, es decir, realizan operaciones de cultivo ilegales y en sectores no-concedidos.


Y esta Figura 16, correspondiente a una imagen de Google Earth fechada 24 de enero de 2017, muestra la concesión acuícola otorgada por Res (M) 273/1988 y que debiera operar el centro de cultivo RNA 100369 de AQUACHILE, con sus coordenadas actualizadas. FUERA de ella se encuentran las balsas-jaulas.


Pero este centro de cultivo no sólo produce salmones juveniles ilegales, que debieran ser incautados por SERNAPESCA tal como le quita los peces a la pesca artesanal cuando los pescadores sacan congrios, merluzas, rollizos y róbalos de manera “ilegal” en el mar que han ocupado durante 3 mil años.

Este centro TAMBIÉN produce peces enfermos, con enfermedades virales y bacterianas que aparecen en esta imagen, como la Enfermedad Bacteriana de Riñón (BKD) Necrosis Infecciosa Pancreática (IPN, viral) o Flavobacteriosis (bacteriana) en el periodo 2010 a 2017 que se muestra en la imagen. Ése es el "éxito" que hoy AQUACHILE quiere llevar a Oslo (Noruega) para venderlo como acciones a más de algún iluso que ignora lo que ocurre en los lagos y mares del Fin del Mundo.

 

Y en todo el Lago Llanquihue sucede lo mismo: producción ilegal de peces… y de peces enfermos, como muestra esta imagen, donde cada ícono representa una enfermedad viral o bacteriana que se produce en los centros de cultivo ubicados en este espléndido Lago que baña las riberas de la capital Chilena del Turismo. Los íconos que ven “en tierra”, fuera del Lago, corresponde a las pisciculturas que intervienen ríos y donde se cultivan las ovas de salmón hasta que alcanzan su estado de “alevines” antes de llevarlos a los lagos para su segunda fase de crecimiento: la esmoltificación.

En todos los lagos intervenidos por la Industria Salmonera, se ingresan peces enfermos, criados primeramente en pisciculturas biológica y viralmente contaminadas…



  
La Figura 19 muestra el resultado del traslado al mar de esta producción muchas veces ilegal de peces enfermos. Cientos de centros salmoneros “de engorda”, donde se finaliza el proceso productivo de la salmonicultura, declaran las mismas enfermedades que se detectan en los centros de producción de esmolts y en las pisciculturas de producción de alevines.

Cientos de centros salmoneros que ocupan toneladas de antibióticos para controlar las enfermedades bacterianas que llegan al mar portadas por los esmolts enfermos que se producen en nuestros lagos, cientos de centros de engorda de salmónidos que ocupan millones de litros de desinfectantes tóxicos para el ambiente acuático-marino para control de enfermedades virales.


Y esto ocurre porque el control sanitario, la bio-seguridad, también está en manos de SERNAPESCA, que es incapaz de detectar que un centro opera a más de un kilómetro de su concesión otorgada, como lo señaló la Contraloría en el año 2016 o que certifica producciones ilegales en centros que operan sin contar con concesión acuícola otorgada, como ocurre en el Lago Chapo.

Resultaría una ilusión esperar que ese servicio fuese capaz de evitar que peces enfermos, trasladados en aguas contaminadas, no llegasen al mar.

ESE SERNAPESCA, tal como está a pesar de la Auditoría de 2016, que sigue funcionando con la misma destreza y dedicación que mostró en los 5 años en que fueron auditados sus procedimientos, es la que se pretende “reforzar” o “potenciar”  en próximas iniciativas legales que se tramitarán en el Congreso Nacional y donde, sin dudas, serán aprobadas, porque si hay una institución donde la “falta de servicio” reina, ese es el Congreso Nacional.

En el Congreso Nacional, SERNAPESCA, SUBPESCA y la Armada de Chile se encuentran entre iguales.

Muchas Gracias.

Héctor Kol
Patagonia Sin Represas... Sin Salmoneras
Mayo de 2018


lunes, 7 de mayo de 2018

Comité de Borde Costero de Puerto Montt cancela trabajo conjunto que mantenía con Concejal "Verde"


COMITÉ DE DEFENSA DEL BORDE COSTERO PUERTO MONTT CANCELA EL TRABAJO CONJUNTO CON CONCEJAL “VERDE” POR OPERACIONES SALMONERAS ILEGALES EN EL LAGO CHAPO.

Por Sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Patagonia Chilena
Mayo de 2018.

Tras la votación unánime del Frente Amplio (FA) para aprobar un proyecto de Ley que favorece las relocalizaciones de centros salmoneros y la injerencia del mismo Bloque en el trabajo que se realiza para la erradicación de salmoneras ilegales en el Lago Chapo, de la Comuna de Puerto Montt, el Directorio de la Organización Comunitaria de la Capital de la Región de Los Lagos decidió cancelar el trabajo conjunto que se realizaba con el Concejal del Partido Verde, Juan Carlos Cuitiño, miembro de la coalición.

Para la organización comunitaria, la votación del Frente Amplio en favor de las salmoneras  el 17 de abril pasado, que marcó el debut salmonero de los ex dirigentes estudiantiles y ex asesores de la Nueva Mayoría en el Congreso Nacional, resultó incongruente con la mantención de un trabajo con el representante en el Municipio de esa coalición, que estaba destinado a sacar salmoneras del Lago Chapo, las que operan desde hace más de una década en sectores no autorizados.

“En esas condiciones, cuando una coalición es salmonera en el Congreso y anti-salmonera en un municipio, que vota como un Regimiento a favor de un proyecto nefasto, camuflado como para beneficio de los acuicultores artesanales, pero claramente favorable al proceso de relocalizaciones salmoneras, entonces estamos en presencia de una especie de bi-polaridad ambiental que hizo insostenible seguir ese trabajo conjunto”, señaló el Comité Puerto Montt[1].

Que el Proyecto votado era para favorecer las relocalizaciones salmoneras lo reconocieron en sus intervenciones antes de la votación los Diputados Félix González (Verde) y Brito (Valparaíso) ambos del FA (Ver https://www.youtube.com/watch?v=acbcNpHBLhc)

El proyecto contó con 128 votos a favor (incluidos los votos de todo el FA) y sólo 4 en contra, de los Diputados Independientes Veásquez, Alinco y Saffirio y la Diputada del PRO, Marisela Santibáñez.

El trabajo por la erradicación de las salmoneras ilegales se había iniciado en Octubre de 2017 cuando el Comité y el Concejal Cuitiño denunciaron ante la Gobernación Marítima de Puerto Montt (Armada de Chile)  la presencia de un basural industrial salmonero en el Sector El Desagüe del Lago Chapo, que correspondía a estructuras metálicas reemplazadas de un centro que operaba de manera ilegal al menos desde el año 2005 en un sector sin concesión acuícola otorgada, como lo demostraron las investigaciones realizadas por la organización comunitaria.

  
A pesar de que la Gobernación Marítima reconoció las ocupaciones ilegales y ordenó el desalojo de estructuras flotantes de la empresa AGUAS CLARAS desde el sector no autorizado, a Marzo de 2018 la empresa ya había instalado 3 módulos de cultivo en el mismo sector, haciendo caso omiso de la orden dada por la Gobernación Marítima, amparada por la tradicional impunidad que rodea a la Industria Salmonera.



Las irregularidades y falta de servicio de la Armada de Chile han sido denunciadas ante la Contraloría Regional de la República- Los Lagos, que aún no emite un pronunciamiento sobre el conjunto de faltas a la Ley General de Pesca y Acuicultura y presentación de informes ambientales y sanitarios falsos que también denunció el Comité de Defensa del Borde Costero Puerto Montt ante el órgano Contralor en Marzo recién pasado.

Denuncias ingresadas por la organización comunitaria ante la Superintendencia del Medioambiente (SMA) aún no reciben respuesta y no se descarta la persecución penal de tales infracciones ante el Ministerio Público local.

Sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Patagonia Chilena Sin Represas… Sin Salmoneras
Mayo de 2018.







[1] Ver, por ejemplo, http://sinrepresassinsalmoneras.blogspot.cl/2018/04/cambiatodo-cambia-relocalizando-delitos.html