miércoles, 26 de junio de 2019

DENUNCIAN BASURALES SALMONEROS EN AYSÉN


CODEFF PRESENTA DENUNCIAS POR NUMEROSOS BASURALES SALMONEROS EN AYSÉN ANTE LA SUPERINTENDENCIA DEL MEDIOAMBIENTE REGIONAL.

A los basurales detectados en Parque Nacional Laguna San Rafael, la organización de protección del medioambiente sumó múltiples basurales y centros de producción abandonados en la Reserva Nacional Las Güaitecas y un basural en el Canal Costa de la Comuna de Aysén.

Por sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Patagonia Chilena
Junio de 2019.


Los basurales detectados por Daniel Torres en el Parque Nacional Laguna San Rafael, un basural levantado por AUSTRALIS Mar en el Canal Costa, centros salmoneros abandonados por la empresa MULTIEXPORT en estado de deterioro y usados como basurales flotantes de material plástico en el Canal Carrera del Cuchi y estructuras de pvc repartidos en el borde costero del Canal Darwin en un tramo de varios kilómetros, son partes de las evidencias de las prácticas ilegales de la Industria Salmonera en el litoral aysenino que ha denunciado el Comité Pro Defensa de la Flora y Fauna (CODEFF) ante la Superintendencia del Medioambiente Regional (SMA) este lunes 25 de junio.

Los basurales afectan no sólo al Parque Nacional Laguna San Rafael, sino un amplio sector del Archipiélago y Reserva Nacional de Las Güaitecas (Área Silvestre Protegida del Estado) y fueron detectados por una expedición del Comité de Defensa del Borde Costero Puerto Montt y hechas llegar a CODEFF- Aysén recientemente, además de un basural detectado en Canal Costa por particulares e informado a CODEFF-Aysén.

Entre las operaciones ilícitas detectadas por el Comité portomontino, se encuentra la presencia de cadenas metálicas con que CERMAQ anclaba sus balsas-jaulas en el borde costero aledaño, como muestra la Figura 13 de la demanda ingresada por CODEFF a la Superintendencia del Medioambiente de Aysén (SMA- Aysén).




Los basurales detectados en el Canal Darwin provendrían de centros salmoneros que no operan y que pertenecen a la empresa CERMAQ, dando cuenta de la falta de servicio de los organismos con funciones fiscalizadoras de la actividad acuícola, como SERNAPESCA y la Armada de Chile.



Igualmente, la denuncia integra los antecedentes ya publicados por el operador turístico Daniel Torres (www.destinopatagonia.cl) de basurales salmoneros en un amplio sector de Punta Leopardo, dentro de los límites del Parque Nacional Laguna San Rafael, donde se detectaron también tubos para alimentación de salmónidos (“planzas”) boyas de distinto tamaño y cajas de plumavit, lonas plásticas y otros desechos no-degradables abandonados en un sector que, además, es una Reserva de la Biósfera. Las evidencia encontradas por Daniel Torres señalan la responsabilidad de la empresa canadiense SALMONES CUPQUELÁN en la dispersión de basuras plásticas en el Parque Nacional.







CODEFF también agregó en su denuncia los antecedentes de un basural en Canal Costa, al surweste del Fiordo Aysén, donde la empresa AUSTRALIS Mar abandonó envases plásticos de productos químicos, boyas, rollos de cables de acero y trozos de cabos plásticos, además de una bodega flotante que se encuentra en proceso de hundimiento.




En su presentación, CODEFF expone el prontuario sanitario de cada uno de los centros involucrados en estas flagrantes infracciones a la normativa vigente, con presencia recurrente, en cada uno de ellos, de enfermedades bacterianas, parasitarias y virales, especialmente en las 21 concesiones que opera SALMONES CUPQUELÁN en el Estero Cupquelán, en el límite norte del Parque Nacional, donde 17 centros exhiben una condición sanitaria deplorable, describiendo las enfermedades registradas en cada uno de los 4 centros de producción más cercanos al PN Laguna San Rafael. Respecto a los restantes  13 “focos infecciosos”,  CODEFF-Aysén señala en su denuncia:

“…Resulta incomprensible que otros 13 centros de producción porten enfermedades en un sistema acuático-marino aledaño a una Reserva de la Biósfera y Parque Nacional, por añadidura, enfermedades que encuentran una vía de dispersión precisamente en esta distribución de basurales contaminados a otros sectores, rompiendo cualquier medida de bio-seguridad implementada para impedirlo y que ha demandado grandes esfuerzos al erario nacional para financiar planes, programas y especialmente propaganda destinada a materias de bioseguridad, que quedan expuestas, en toda su inutilidad, en hechos como los que se denuncian…”

La presencia de estos depósitos de desechos en el borde costero del litoral regional, demuestra, a juicio de la organización, que el Estado Salmonero sigue operando en las oficinas de los servicios públicos que lo protegen:

“Por sobre todo y a nuestro juicio, la presencia de estos basurales, repartidos en una Reserva Nacional y en un Parque Nacional, dan cuenta de la ausencia total de servicio en los organismos del Estado que han sido prescritos para ejercer funciones de fiscalización de la actividad acuícola y no de acompañamiento a campañas organizadas y financiadas por estas empresas y que, por lo general y paradójicamente, son de “limpieza de playas”.

Por el contrario y como lo señalábamos con anterioridad, es en estos mismos servicios que no cumplen su labor donde radican las mayores dificultades para la obtención de información que permitan, a organizaciones sin fines de lucro como la nuestra, realizar las tareas que ellos mismos no cumplen”.

La denuncia va acompañada de pedidos de acciones específicas que debiera emprender la SMA en el marco de sus competencias, como la inspección de la totalidad del Canal Carrera del Cuchi para detectar eventuales depósitos de materia orgánica abandonada, también, por MULTIEXPORT, así como la inspección en el borde costero del Canal Darwin.

CODEFF-Aysén culmina solicitando que tras identificarse a los responsables de los basurales en el PN Laguna San Rafael, se proceda a la brevedad con la revocación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que permite el funcionamiento de estos centros de producción de enfermedades y basuras que nadie fiscaliza.

Patagonia Chilena
Sin Represas…sin salmoneras
Junio 2019.



domingo, 9 de junio de 2019

COMITÉ CALBUCO EMERGENTE DENUNCIA A GOBERNACIÓN MARÍTIMA DE PUERTO MONTT


COMITÉ DE DEFENSA DEL BORDE COSTERO “CALBUCO EMERGENTE”, DE LA REGIÓN DE LOS LAGOS, DENUNCIA ANTE EL MINISTERIO DE DEFENSA A LA GOBERNACIÓN MARÍTIMA DE PUERTO MONTT

La organización ciudadana acusa a la Armada de Chile de encubrir, con su falta de servicio, operaciones ilegales de cultivo de mitílidos que habían sido denunciadas durante el año 2017 y que se mantienen hasta hoy.

Por sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Junio de 2019.

Con fecha 22 de mayo de 2019, en pleno Mes del Mar y de las Glorias Navales, el Comité de Defensa del Borde Costero “Calbuco Emergente”, organización comunitaria funcional con 4 años de existencia en la Región de Los Lagos, denunció ante la Subsecretaría Para las Fuerzas Armadas (SS FFAA) del Ministerio de Defensa Nacional a la Gobernación Marítima de Puerto Montt, por pemitir que operaciones ilegales de cultivo de mitílidos (“miticultura”) que empobrecen fuertemente el paisaje calbucano, se mantengan a pesar de haber sido denunciadas decenas de estas instalaciones en octubre de 2017 y verificados estos casos por la Capitanía de Puerto de Calbuco.

En su carta a la SS FFAA, el Comité señala: En todos los casos referidos a Calbuco, a pesar de que las fiscalizaciones a instalaciones acuícolas  solicitadas a la Gobernación Marítima de Puerto Montt arrojaron por resultado una infraccionalidad superior al 90%, las ocupaciones ilegales se mantienen”.

Ese es el caso del Estero Huito de la Comuna de las Aguas Azules, donde el Comité detectó y denunció al menos 13 infracciones cometidas por las instalaciones de miticultura en ese cuerpo de agua, uno de los más contaminados de la Comuna por efecto de la salmonicultura que se desarrolló en ese lugar y la miticultura que se mantiene hasta hoy.

En octubre de 2017, apoyados en imágenes satelitales de la fecha, denunciaron las operaciones ilegales de miticulturas en la boca del Estero Huito, como muestra la Figura 1 de la presentación hecha ante la SS FFAA, donde las ocupaciones ilegales se marcaron con verde.
  
Fuente: Denuncia de Comité “Calbuco Emergente” a Subsecretaría Para Las Fuerzas Armadas,
Mayo de 2019. Figura 1.

En su denuncia a la SS FFAA de mayo de este año, el Comité demuestra que la situación se mantiene exactamente como se denunció durante el año 2017, mediante imágenes satelitales de noviembre de 2018.



Fuente: Denuncia de Comité “Calbuco Emergente” a Subsecretaría Para Las Fuerzas Armadas,
Mayo de 2019. Figura 2.

 Igualmente, el Comité ciudadano demuestra que las ocupaciones ilegales de miticulturas se repiten a lo largo de todo el Estero Huito, sin que la Armada de Chile ni el Servicio nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) ejerzan sus obligaciones de fiscalización de la actividad acuícola que les ordena la Ley de Pesca.



Fuente: Denuncia de Comité “Calbuco Emergente” a Subsecretaría Para Las Fuerzas Armadas,
Mayo de 2019. Figura 5.

 El Comité, en su denuncia ante la SS FFAA, agrega un elemento no menor que es propio de lo que sucede con la acuicultura en el sur de Chile: que mientras la Armada de Chile no cumple con sus obligaciones, presta servicios de publicidad a la transnacional de productos transgénicos e insumos para la salmonicultura CARGILL y sus campañas de “limpiezas de playas”:

“… La falta de servicio en el cumplimiento de sus funciones fiscalizadoras que demuestra la Gobernación Marítima de Puerto Montt y su Capitanía de Puerto de Calbuco, ambas dependientes de DIRECTEMAR, contrastan de manera brutal con la disponibilidad de los servicios señalados hacia las actividades de propaganda y promoción que la empresa CARGILL, proveedora de insumos para la industria salmonera, realiza en la Comuna de Calbuco, donde ha contado con la compañía de la Capitanía de Puerto  para faenas de “limpieza de playas” incluso en el Estero Huito en comento…”

Y agrega el Comité ciudadano:

“…Resulta insólito que haya suficientemente tiempo, diligencia e infraestructura estatal para respaldar las actividades de “sustentabilidad comercial” de una empresa privada y no el suficiente para cumplir con las obligaciones que le son propias a DIRECTEMAR y sus reparticiones dependientes, más aún cuando se actúa en un sector donde se han denunciado y constatado infracciones a la normativa vigente que aún no se hacen cumplir…”
  


El Comité “Calbuco Emergente” señala, finalmente, que las solicitudes de caducidad de concesiones acuícolas para salmonicultura que se cursaron en conjunto con estas denuncias de operaciones ilegales, tampoco han sido contestadas por la Gobernación Marítima ni la propia SS FFAA, a pesar del tiempo transcurrido.

El Estado Salmonero sigue ocupando todos sus recursos para proteger sus intereses y los de sus aliados.

Sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Junio 2019.
Patagonia sin Represas… sin salmoneras.

lunes, 22 de abril de 2019

MAGALLANES Y EL AMBIENTALISMO VIP


Magallanes Y EL AMBIENTALISMO V.I.P.

Por HÉCTOR KOL
Para sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com
Abril de 2019

La hemorragia de noticias y titulares referidos, en las últimas semanas, a cuatro instalaciones salmoneras QUE NO FUNCIONAN en el sector Canal Beagle, en Magallanes, tiene un único propósito: CONFUNDIR y tender cortinas de humo.

Por ello, las noticias de la resistencia magallánica a 4 salmoneras que NO FUNCIONAN van desde corridas familiares contra la salmonicultura en el Beagle y protestas contra los Reyes de Noruega (por cierto, las salmoneras resistidas NO SON NORUEGAS) además de lobby parlamentario donde se entregan y anuncian acciones que no tienen sustento, pasando por entrega de camisetas a un club de fútbol amateur de Porvenir, Seminarios sobre Derechos Indígenas organizados por Salmon-Chile y otros anuncios de proyectos de leyes que son innecesarias.

Todos los días la gente de Magallanes lee novedades sobre cuatro salmoneras…que no funcionan. ¿Y de las que funcionan?.... NADA.

Así, no es casual que una ONG productora de “eventos ambientalistas” haya trasladado su campo de operaciones hasta el Fin del Mundo, buscando repetir lo que ya hiciera en Chiloé en el caso del vertimiento de salmones en el 2016, donde crearon un escenario falso de “triunfo” en el mítico Mayo Chilote, donde las salmoneras SIGUIERON FUNCIONANDO y en los exitosos acuerdos que alcanzó la pesca artesanal con el Gobierno de turno, ni siquiera se nombraba a las salmoneras ni sus efectos destructivos sobre sus áreas de trabajo.

Tremenda victoria ciudadana… SHOW MUST GO ON, cantaba Freddy Mercury…

No es extraño, entonces, que se produzca una hemorragia noticiosa sobre 4 salmoneras que ni siquiera están instaladas y que de las 50 que en verdad operan, llenas de piojos y enfermedades, NADA se diga, pues ése es uno de los propósitos de tanto titular: desviar la atención de lo esencial y levantar una cortina de humo para que la salmonicultura siga funcionando.

La cascada de declaraciones, cual de todas más espectacular y “noticiosa” (desde las “armas de destrucción masiva” en Irak que sabemos cuan “noticiosas” son las noticias) también sirve para distraer la atención sobre el propósito real de las salmoneras y estas ONG’s del ambientalismo V.I.P. con las que trabajan en conjunto: fortalecer lo que empresas y ONG’s están proponiendo, simultáneamente, como solución para este problema causado por las  salmoneras fantasmas en el Beagle.

En efecto, la abundante propaganda sobre el caso de las salmoneras en el Canal de Beagle, llena de errores voluntarios y demagogia, busca sembrar en la opinión pública la idea de que la salida al problema pasa por relocalizar aquellas salmoneras que se encuentran en las “áreas prístinas”, es decir, tirar la pelota para la galería para darle continuidad a la actividad y para que se sigan justificando los programas de conservación de estas “áreas prístinas” que, a esta altura del partido, también sólo existen en los catálogos de las agencias de viajes. Mientras tanto, se inventan noticias acerca de la angustia que invade los espíritus salmoneros ante tanta presión ciudadana y se les pone, artificialmente, en un escenario de dificultades “del que les será muy difícil salir”.

Ejemplo de estas maniobras publicitarias que apuntan hacia la creación de un nuevo caso de “victoria ciudadana” tipo Chiloé 2016, es la noticia publicada por la revista AQUA.cl el 10 de abril reciente, donde  el CEO de Nova Austral (actual propietario de las salmoneras que no funcionan en el Beagle) anunciaba que se van a retirar desde las aguas interiores del Parque Nacional De Agostini, iniciando esta operación de retiro con un proceso de fusión de una concesión acuícola ubicada en el Parque con otra ubicada en Natales para instalarse, con esta nueva concesión fusionada, en otro sector ya identificado por los “expertos” de Nova Austral. El sitio escogido por los “expertos” se ubicaba en la nueva Reserva Nacional Kawesqar, que comprende las aguas interiores del nuevo Parque Nacional Kawesqar, que se negoció con el Gobierno así, SIN AGUAS INTERIORES, precisamente para no entorpecer las relocalizaciones de las salmoneras en Magallanes.

¿Se hizo “consulta indígena” en esta negociación? ¿Participaron los Reyes de Noruega en esta negociación?

Así trabaja el ambientalismo V.I.P., también entre cuatro paredes y tal como lo hace el Estado Salmonero instalado desde el paralelo 42º Latitud Sur y hasta el Cabo de Hornos. Sin preguntarle a nadie porque cada uno tiene su propio librito… y en este, no existe la gente.

En el mismo artículo de la revista AQUA ya referido (revista que tiene por director es un ex Gerente de Marine Harvest y ex candidato a diputado por el Partido de la Senadora Goic y que aparece en el listado del Servicio Electoral como receptor de financiamiento de una empresa pesquera a su campaña política) se incluyó el link que lleva al expediente abierto en el Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes (SEA- Magallanes) para iniciar el proceso de evaluación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada el 5 de abril por Nova Austral para este nuevo proyecto con concesiones fusionadas [1].

Y el expediente tiene sólo UN documento: el DESESTIMIENTO de Nova Austral de la presentación del nuevo proyecto fusionado a evaluación ambiental, habiendo retirado su  DIA el 10 de abril, es decir, EL MISMO DÍA EN QUE SE PUBLICÓ LA NOTICIA EN AQUA, desistimiento que fue ratificado por el SEA-Magallanes el 11 de abril, como muestra la Figura 1.





Los estudios de los “expertos” de NOVA AUSTRAL, en consecuencia, duraron CINCO DÍAS… Lo suficiente para crear una “fake new” y sustentar otra muy cercana  “victoria ciudadana”… En otras palabras, lo suficiente para crear un escenario falso para las celebraciones y seguir funcionando donde mismo. Tal como en Chiloé en el 2016.

Aun siendo un titular falso, lo realizado por Nova Austral no sólo sirve para demostrar cómo se coordinan estas transnacionales ambientalistas con el empresariado para “cambiar todo sin que nada cambie” y mantener la máquina depredadora funcionando, por un lado, y juntar “victorias ciudadanas” para tener algo que presentar en el COP 25 (el Lollapalooza del ambientalismo V.I.P.) por el otro.

La fusión anunciada por Nova Austral para salir del Parque Nacional de Agostini consideraba a un centro de engorda identificado con el Registro Nacional de Acuicultura (RNA-SIEP) 120087, ubicado en el Seno Lyell del Parque, que se fusionaba con otro centro de engorda ubicado en el Golfo Almirante Montt, identificado con el RNA–SIEP 120061 y que no muestra operaciones desde hace 10 años.

Sin embargo, ambos centros a fusionar y relocalizar tienen cada uno su propia historia.

El centro RNA 120087, ubicado en el “prístino” Parque Nacional De Agostini, fue denunciado en 2018 ante la Superintendencia del Medioambiente (SMA) por el Comité Pro Defensa de la Flora y Fauna (CODEFF) por haber generado “condiciones anaeróbicas” en su sitio de emplazamiento durante el año 2017. Junto con este centro, CODEFF denunció a otros tres centros de Nova Austral, todos ellos en el Parque Nacional De Agostini, también por generar “condiciones anaeróbicas” durante ese año (Centros RNA 120088, 120123 y 120127).

Y en su nota de prensa, CODEFF señalaba que NOVA AUSTRAL mantenía 11 concesiones acuícolas para producir salmónidos en el Parque Nacional De Agostini, de las cuales 9 ya habían generado “condiciones anaeróbicas” en el periodo 2010 a 2017 [2].

Es decir, 9 de las 11 concesiones acuícolas para salmonicultura que Nova Austral mantiene ubicadas en este Parque Nacional, han superado las “capacidades de carga” del sitio de emplazamiento, generando condiciones donde la vida acuática es imposible, según señala la propia Ley General de Pesca y Acuicultura y sus Reglamentos asociados.

El propio centro RNA 120087 en el Parque Nacional, por lo demás, ya había presentado condiciones anaeróbicas en el año 2012, según las estadísticas de SERNAPESCA.

¿Qué tiene de “prístino”, entonces, el Parque Nacional De Agostini?

Y más aún, en la Relación de Hechos presentada por CODEFF para sustentar su denuncia contra Nova Austral RNA 120087, de relocalización frustrada, la organización incluyó una imagen satelital disponible en la página institucional de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA, Figura 2) que mostraba que  este centro, además de generar condiciones de degradación ambiental, había operado con 29 balsas-jaulas circulares de 30 metros de diámetro, teniendo autorizadas sólo 22 balsas-jaulas circulares de 20 metros de diámetro. Además, 15 de estas balsas-jaulas ajenas al proyecto presentado y evaluado,  funcionaban FUERA de la concesión acuícola otorgada, ocupando más superficie que la concesionada y por la que paga una mísera patente acuícola.

Así es como funciona la “institucionalidad” ambiental y acuícola-pesquera en Chile cuando de la salmonicultura se trata.


Respecto del centro de engorda RNA 120061, ubicado en el Golfo Almirante Montt, al surweste de la ciudad de Natales, que se iba a fusionar y relocalizar con el ya descrito, no ha mostrado operaciones en los últimos años y probablemente se encuentra en causal de caducidad de la concesión otorgada.

Es decir, la “relocalización” anunciada, si llegaba a materializarse, servía para abandonar una concesión ubicada en un sitio ya liquidado en el Parque Nacional De Agostini y blanquear las causales de caducidad de la concesión otorgada en el Golfo Almirante Montt.

Magallanes carece de estudios de capacidad de carga para la actividad salmonera. NUNCA se han realizado ni en Magallanes ni en ninguna parte y aunque la LGPA le ordena a la SUBPESCA la realización de tales estudios, esta repartición tiene su propia interpretación de la Ley y se niega a hacerlos. 

Y los resultados de esta interpretación de la Ley de Pesca que hace la SUBPESCA, tiene las consecuencias que se muestran en la Figura 3.



Centros salmoneros que han generado condiciones donde la vida acuática es imposible se distribuyen desde Natales al Parque De Agostini, que concentra el mayor número de casos desde el año 2012.

¿Esta es la salmonicultura que quieren relocalizar? ¿Esta es “la salmonicultura que nos envidia el mundo” que proclama SERNAPESCA?

Donde quiera que se instale la salmonicultura, liquidará el medioambiente acuático porque no existen los estudios de capacidad de carga necesarios para impedirlo, ni probidad en los funcionarios que evalúan sus proyectos; donde quiera que se instale, dispersará sus enfermedades, porque la bioseguridad que publicitan SERNAPESCA y sus ONGs asociadas en sus “mesas de trabajo” NO EXISTE. Y lo demostraremos próximamente.

Donde quiera que se instale la salmonicultura, se violarán las disposiciones de la LGPA y de la Ley de Bases del Medioambiente, se sembrará la corrupción en la pesca artesanal y en las comunidades indígenas y se manipulará a los parlamentarios regionales y alcaldes financiándoles sus campañas políticas. Allí donde esté, la salmonicultura  presentará Informes Ambientales y sanitarios falsos y operará fuera de las concesiones acuícolas que se le otorgan, por las que paga 40 pesos anuales por cada metro cuadrado de mar chileno que destruyen. Y llegará la WWF a entregar “certificaciones ambientales” a centros salmoneros que están anaeróbicos.

Donde quiera que se instalen las salmoneras, presentarán a evaluación ambiental proyectos DISTINTOS a los que realmente instalan y generarán escapes de salmones que no se detendrán a pensar en que no pueden invadir un determinado fiordo o canal porque es “prístino”…

No fue por “lindos” que Donald Trump  expulsó a esta Industria tóxica de EEUU… Y es, quizás, lo único cuerdo que ha hecho El Rey Desnudo en lo que lleva de su administración.

No sirvió, en EEUU,  la cobertura mediática que le dan a las salmoneras las ONG’ del ambientalismo V.I.P., esas que les venden certificaciones ambientales y aquellas que pontifican sobre cómo salvar el mar chileno mientras apoyan la Ley Longueira (Green-Peace, OCEANA y la WWF) que ha colapsado al 70% de las especies pesqueras y que fue hecha para favorecer a las “Siete Familias” que, además de barcos pesqueros y fábricas de harina de pescado, tienen salmoneras… Pequeña casualidad

La verdadera resistencia a esta industria tóxica, que amenaza la seguridad y la soberanía alimentaria de Chile y del Mundo, es la resistencia que hizo Cobquecura en la nueva Región del Ñuble, que le impidió la entrada y no se sentó a conversar, JAMÁS, con ONGs del ambientalismo V.I.P.

Y allí están los resultados.

Las 4 concesiones que han concentrado la hemorragia de declaraciones para levantar cortinas de humo sobre el verdadero problema (la Industria salmonera per se) ERAN de la familia Stengel, la misma que quiso poner salmoneras en Cobquecura y que en la evaluación del primer proyecto tóxico presentado al SEA- Ñuble, perdió por ONCE  A CERO en la votación de los integrantes del órgano evaluador, mientras que con el segundo proyecto que sometió a evaluación, perdió por un marcador algo más honroso: NUEVE A CERO.

Tras esa goleada de VEINTE A CERO global, generada porque en Cobquecura se organizó una resistencia de verdad y sin intervenciones a esta industria tóxica (¿o no, Cristóbal?) Stengel se retiró del negocio y le vendió a Nova Austral sus concesiones en el Beagle [3], las mismas que no funcionan y que nunca han pertenecido a capitales noruegos, pero que han sido usadas para distraer la atención en esta colusión noticiosa  entre salmoneros y ambientalismo V.I.P. para desviar la vista, para distraer la mente, para que no haya espacio para hablar de la reaparición del virus ISA, de la repartición de sobornos a las comunidades indígenas y mucho menos de que esta Industria concentra un rechazo total adonde anuncie su llegada, rechazo que trata de ser capturado, para sus propios fines, por las ONG’s del ambientalismo V.I.P.

Se saturan con declaraciones erróneas y trucadas los medios de comunicación magallánicos para que no se hable, en definitiva, de que la única solución para la destrucción ambiental y social que causa la Industria Salmonera ES LA ERRADICACIÓN DE LA INDUSTRIA SALMONERA.

Y para que no se hable de que el resto, como diría el Frente Estrecho…. el resto es paja.

Héctor Kol
Patagonia Sin Represas….Sin Salmoneras
Abril del 2019.





martes, 2 de abril de 2019

Y TAMBIÉN EL BORDE COSTERO


Y TAMBIÉN EL BORDE COSTERO…

Por Héctor Kol
Comité de Defensa del Borde Costero Puerto Montt
Seminario “Administración del Borde Costero y Concesiones Marítimas”
Pichilemu, Marzo de 2019.



En el año 2010 fue estrenada la película “También la lluvia”, ambientada en Bolivia y que relataba, simultáneamente, el proceso de colonización española en los tiempos de Fray Bartolomé de Las Casas y el proceso de privatización del agua en los tiempos de la República Boliviana de pos Conquista y antes de Evo Morales.

En el film se muestra tanto el proceso de resistencia indígena a la esclavización y al primer saqueo colonial (el oro) como el proceso de resistencia ciudadana (mayoritariamente indígena) al último saqueo del neo-colonizador llegado 5 siglos después de Fray Bartolomé: el robo del agua. Es decir, en el film protagonizado por Gael García se mostraba que el saqueo iniciado en nombre de la Evangelización, era continuado, 500 años después, con un robo en nombre de la “modernidad” y del progreso.

En mucho menos tiempo que eso, en sólo 11 años, a los chilenos les han robado sus peces con una primera Ley Corta de Pesca del año 2002, promulgada durante el Gobierno de Ricardo Lagos y luego les fue robado el Mar Austral con la Ley de Privatización de las Concesiones Acuícola, votada en Marzo de 2010 en el último día del primer Gobierno de la Presidenta Bachelet. Tres años después, se reemplazó la Ley Corta de Pesca por una nueva Ley: la llamada “Ley Longueira”, ahora de 20 años (prorrogables) de privatización de los peces en el mar.

 Así, en sólo 11 años, dos bienes nacionales quedaron en manos de familias pesqueras y de empresas salmoneras, que después del año 2010 pueden hipotecar ante un banco y/o  transar en el mercado las concesiones acuícolas que eran de todos los chilenos…

Y ahora vienen por el Borde Costero. Ése es el Objetivo de la Ley Piñera de Privatización del Borde Costero ingresada a trámite parlamentario en el año 2012.

El título que los organizadores pusieron a mi seminario se refería al Plan de Licitaciones de Bienes Fiscales que publicó el Ministerio de Bienes Nacionales simultáneamente con el ingreso a trámite de la Ley de Privatización del Borde Costero, pero he considerado que para que se entienda por qué llevamos, como Comité, 5 años en campaña permanente en contra de este nuevo saqueo al Patrimonio Natural de todos los chilenos y habitantes de este país, es necesario exhibir qué es lo que los saqueadores o “modernizadores” han hecho con sus dos primeros botines: los peces en el mar y el mismo Mar Austral.

Sobre eso voy a exponer, aprovechando la presencia de parlamentarios y autoridad marítima en esta audiencia, pues es necesario que vean los resultados de sus leyes y reglamentos, del no-cumplimiento de sus funciones y de la corrupción desatada en los servicios públicos que deben regular y fiscalizar el uso y protección del medioambiente acuático marino, destruido día a día ante nuestros ojos en nombre de la Modernidad, el Desarrollo y el Progreso, la nueva Santísima Trinidad de la neo-colonización.

Dos puntos en el espacio

El Sr. Fuentes, profesor de matemáticas durante mi educación secundaria en el ya desaparecido Instituto Zambrano de Santiago, nos enseñaba, con una tiza en la mano y ante un pizarrón de madera, que por un punto en el espacio pasaban infinitas rectas, como los rayos de una rueda de bicicleta multidimensional. Y nos acotaba en seguida que, sin embargo, agregando apenas un segundo punto en ese espacio infinito, sólo UNA recta pasaba por ambos.

Ciertamente, dos puntos en el espacio no constituyen una certeza, pero señalan una tendencia.

Y si ese espacio se llama Mar Chileno, entonces dos puntos en el espacio (las Leyes de Pesca de Lagos - Longueira y la Industria Salmonera en la zona austral) pueden marcar al menos una tendencia para prever lo que sucederá si se privatiza el Borde Costero, tal como lo impulsa hoy la Cámara Chilena de la Construcción.

PRIMER PUNTO EN EL ESPACIO: Las leyes de pesca de Lagos y Longueira

DIAPO 1: Lagos- Longueira

La Ley Corta de Pesca de 2002, que le entregó los peces a las 7 familias por un primer periodo de 10 años, también es propiedad intelectual del ex Ministro Longueira, que en el año 2002, siendo Diputado, la entregó en el paquete de medidas para la “Modernización del Estado” al entonces Presidente Lagos en una ceremonia que inmortalizó esta foto de El Mercurio.

En conjunto con esa Ley, se creó  la nueva figura marítima: el pescador artesanal que no puede pescar y el buzo mariscador que no puede bucear, como máxima del sin sentido en que ha caído el sector pesquero nacional.



Si  bien se señala que la Ley Corta de Pesca fue diseñada para favorecer la adquisición de barcos pesqueros chilenos con cuotas de pesca, la Ley Longueira de 2012 tuvo un propósito más específico.

En efecto, la Ley Longueira favoreció a las mismas 7 “familias” pero con un detalle no menor: las siete tenían, ahora, salmoneras. Es decir, lo que hizo la Ley Longueira fue asegurarle a estas 7 familias salmoneras la pesca silvestre que necesitaban para mantener sus producciones de salmónidos, la verdadera causa de la sobre-explotación pesquera en este país, aunque los charlatanes pos-modernistas sigan atribuyéndolo al “cambio climático”, un evento geológico que a esta altura del partido, ya sirve para un fregado y un barrido, para explicar cada mal que afecta a la Humanidad… y financiar ONGs.

La DIAPO 2 muestra un gráfico de la Organización Internacional para la Harina de Pescado (IFFO) publicado el año 2002 donde señalaba, explícitamente, que al año 2010 casi la totalidad del aceite de pescado producido por la pesca para reducción se destinaría a la acuicultura, principalmente de salmónidos y de camarones. Es decir, que a partir del año 2010, se pescaría para mantener la salmonicultura y la camaricultura y no para alimentar personas.



DIAPO 3: Sacos de Alimentos

Los peces que los chilenos no consumen, se convirtieron en esto: en alimentos para salmones que pueblan los puertos de embarque de la Región de Los Lagos, en sacos con marcas rojas o naranjas como los de esta fotografía y que indican que es un alimento provisto de antibióticos, esperando a ser embarcado hacia Aysén o Magallanes, donde la WWF y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) certifican centros de producción de salmónidos “libres de antibióticos”…


De 5 a 10 kilos de pesca silvestre se necesitan para producir UN KILO de salmón. Una producción de 1 millón de toneladas como la que sueñan los salmoneros necesitaría de entre 5 a 10 millones de toneladas de pesca silvestre para generarla, esto es casi un 40% más de los desembarcos anuales declarados de pescados en todo Chile y que alcanzaría sólo para una producción máxima de salmones de unas 600 mil toneladas anuales.

¿De dónde sacan los salmoneros, entonces,  el pescado que necesitan para superar las 600 mil toneladas de producción, como viene ocurriendo desde el año 2012?

LO ROBAN, es “pesca negra”, pesca no declarada porque se extrae de manera ilegal y por sobre las cuotas asignadas global o regionalmente, tal como lo señala esta DIAPO 4.

DIAPO 4: Empresas salmoneras con causas por harina ilegal.


Estas son causas penales abiertas en la Región del Bío Bío por fabricación de harina de pescado con pesca silvestre de origen desconocido. Es decir, de alguien “desconocido” que pescó en una nave “desconocida” y en un sitio “desconocido” una cantidad también “desconocida” de peces de especies “desconocidas”, que se transformaron en harina de pescado con un destino CONOCIDO: la Industria Salmonera.

Si se considera que el mejor rendimiento para la fabricación de harina de pescado es el jurel, con una conversión de 4 a 1, es decir, 4 kilos de jurel para obtener un kilo de harina de pescado, entonces la sola producción de las 4.000 toneladas de harina ilegal a SALMONES DE CHILE que muestra la Diapo, significa que, en el mejor de los casos, se ocuparon 16.000 toneladas (16 MILLONES DE KILOS) de pesca ilegal o “de origen desconocido” para esta cantidad de harina que muestra la Diapo.

Como ven, la mayoría de estas empresas involucradas en el robo de pesca para fabricar harina de pescado, son empresas salmoneras y una de ellas, fabricante de alimentos para salmones: Food Corp, de capitales noruegos.

DIAPO 5: Food Corp

La DIAPO 5 muestra el destino de las distintas variedades de harinas de pescado que produce Food Corp con las anchovetas, jureles y sardinas que captura su flota pesquera en Chile. La de peor calidad va a parar a los criaderos de cerdos y aves…El resto alimenta salmones, anguilas y camarones… La proteína barata para consumo humano y que nos provee el mar, se convierte, así, en un privilegio.





La DIAPO 6 muestra cómo la llamada Ley Longueira, que fue apoyada por transnacionales “ambientalistas” como Green-Peace, WWF y OCEANA por sus “bases de sustentabilidad pesquera” (Sic) ha profundizado la depredación de los mares, sobre-explotando y colapsando las especies de interés comercial en forma continua y proporcionalmente al aumento de producciones salmoneras.

DIAPO 6: Pablo González- Ley Longueira


Señala esta imagen publicada por Pablo González, que si bien en los 5 años previos a la entrada en vigencia de la Ley Longueira (es decir, cuando estaba vigente la Ley “Corta” de Lagos) estas especies comerciales acumulaban una caída en las capturas de un 24%, en los 5 años de vigencia de esta Ley corrupta la caída acumulada en las capturas es de un 41%, tomando como referencia el último año previo a la entrada en vigencia de la Ley Longueira.

¿Dónde están las “bases sustentables” de la Ley Longueira? ¿También fueron afectadas por el “cambio climático”?

DIAPOS 7 y 8 : Bancada Pesquera - Salmonera

Esta depredación y esperable extinción de la biomasa pesquera en Chile ciertamente que no ocurre por culpa del “cambio climático”, sino porque esta Ley INSUSTENTABLE, que amenaza la Seguridad Alimentaria nacional, fue votada bajo sobornos que se han perseguido en procesos que se mantienen abiertos y con parlamentarios desfilando ante los Tribunales para explicar no sólo aportes financieros a sus campañas, sino correos electrónicos con  instrucciones dadas por las empresas durante las votaciones en las Comisiones de Pesca o en Sala.

El problema es, entonces, POLÍTICO y NO geológico, que se inicia en La Moneda y se continúa en un parlamento sobre-poblado de agentes de esta misma Industria pesquera depredadora, que tiene en situación de colapso a casi todas las especies comerciales que la propia Ley General de Pesca y Acuicultura llama a proteger.

Es lo que muestran las DIAPOS 7 y 8, con los “aportes financieros legales” de la Industria pesquera- salmonera a las campañas políticas de los parlamentarios y Presidente de la República que votaron y promulgaron la llamada “Ley Longueira”, según los registros del Servicio Electoral (SERVEL) en el año 2009.




SEGUNDO PUNTO EN EL ESPACIO: La Industria Salmonera

Todo lo anterior tiene por destino mantener a flote a la tóxica Industria Salmonera, expulsada de los Estados Unidos de Trump e impedida de ingresar en la Argentina de Macri, que sin estudio alguno de por medio, NINGUNO, ocupó el Mar de la Patagonia desde 1985 en adelante para convertirlo en una zona muerta, en un basural industrial y en una colección de piojos, virus y bacterias donde, para su control, se aplican productos químicos tóxicos para el ser humano y para el medioambiente acuático.

La DIAPO 9 muestra la situación en las dos Regiones de mayor intervención salmonera al año 2009.
  


DIAPO S/N: Merluza salmonídea

El producto estrella de la pesca artesanal, la merluza austral, ya no es demersal y ni siquiera es blanca, ahora es naranja, producto de la coloración que adquiere por el consumo de alimentos pigmentados para salmones.



La DIAPO 10 muestra la situación actualizada en la Región de Aysén, donde se obtiene (según cifras oficiales) el 60% de la producción salmonera actual.

Como ven, canales aledaños a un Parque Nacional y las aguas interiores de una Reserva Nacional y un Santuario de la Naturaleza, todos del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, han sido invadidos por salmoneras que compiten por generar más enfermedades de peces y daños al medioambiente acuático.



DIAPO 11: Bahía Ilque

En la Región de Los Lagos, esta invasión de las Aguas Interiores que la Ley de Pesca reservaba para la exclusiva explotación de la pesca artesanal que nos alimentaba, se ha complementado con las instalaciones para engorda de mitílidos, que se ubican cerca de las salmoneras para que los moluscos filtradores se alimenten de los excrementos y pellets de harina de pescado, con pesticidas y antibióticos, suministrados a los salmones en balsas-jaulas. De eso se alimentan los deliciosos choritos que se consumen en los curantos chilotes… 


DIAPO 12: Calbuco

Comunas completas, como Calbuco, han sido rodeadas por instalaciones para salmónidos y mitílidos como muestra esta Diapositiva de una actualización en progreso que está haciendo CODEFF. Esta expresión absoluta de Modernidad, Progreso y Desarrollo ha dejado a Calbuco en el CUARTO LUGAR entre las comunas más pobres de Chile.

¿Dónde están el Progreso, la Modernidad y el Desarrollo?


 DIAPO 13 a 15: Centros anaeróbicos

Esta ocupación irracional del Mar de la Patagonia, sin estudios técnicos de por medio porque la Subsecretaría de Pesca de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA) se niega a hacerlos, interpretando a su antojo las disposiciones de la Ley General de Pesca y Acuicultura que LE ORDENAN la realización de tales estudios, ha generado una situación de colapso absoluto incluso en sectores de la Región de Magallanes, donde recién se inician las operaciones de esta Industria Tóxica.

En 2400 kilómetros lineales del Mar de la Patagonia, aparecen centros salmoneros que han generado “condiciones anaeróbicas” en los sitios donde operan estos focos infecciosos. Es decir, condiciones donde la vida acuática es imposible, según señala la propia Ley de Pesca.





Parques Nacionales, Reservas Nacionales, Santuarios de la Naturaleza, considerados como tales para la conservación y preservación de la flora, fauna y biodiversidad, han sido meras e inservibles declaratorias para todos los servicios públicos que tienen que ver desde el otorgamiento de una concesión acuícola para salmonicultura hasta la fiscalización y regulación de la actividad y las correspondientes evaluaciones ambientales que se hacen en ausencia absoluta de información relevante, como lo son los estudios de capacidad de carga.

Nada detiene a la Santísima Trinidad de la neo-colonización y si no lo hacen los Parques Nacionales, imagínense la oposición que pueden hacer las cacareadas y sobre-publicitadas Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos que promueven las transnacionales ambientalistas…

Y así como desaparecen los peces del mar, también el mar como fuente de vida y de alimentación sana desaparece.

DIAPO 16: Sedimento anaeróbico

Esto es lo que hay bajo una salmonera e incluso a varios kilómetros a la redonda desde la ubicación de una salmonera: un sedimento compuesto por alimentos en descomposición y excrementos, donde el oxígeno disuelto desaparece apenas en milímetros de profundidad, como muestra esta imagen correspondiente a un corte vertical del sedimento en Fiordo Reñihué, en la Región de Los Lagos.


Ciertamente, esta situación no se soluciona con las campañas de “limpieza de playas” que organizan las mismas salmoneras, CARGILL o la pesca artesanal, porque el problema está flotando 100 o 150 metros más allá de la playa y mar adentro, pero que también afecta a la playa.  

DIAPO 18: Basurales Smith

Las salmoneras, el segundo punto en el espacio que describo en esta presentación, no sólo destruyen las playas tal como destruyen el fondo marino, sino que las ocupan como basurales industriales para depositar todos sus desechos metálicos y plásticos, como cabos y planzas para alimentación ya en desuso,  cometiendo infracciones a cuanto reglamento inútil se ha creado para simular una regulación y una fiscalización casi inexistente, infracciones que, por lo demás, son consideradas “faltas leves” por la Superintendencia del Medioambiente.



Allí donde no llegan ni SERNAPESCA, ni CARGILL o Nat Geo y sus promociones de limpiezas de playas, ni tampoco la Armada de Chile para cumplir con sus funciones fiscalizadoras, las salmoneras construyen fondeos de hormigón armado de unas 20 toneladas de peso para anclar salmoneras, mientras que su contaminación química destruye bancos naturales como este de Melinka, Sector Repollal, donde a AQUACHILE se le ocurrió acumular cadáveres de salmones en medio de la crisis del virus ISA en el año 2008.



DIAPO 22 y 23: Cadáveres acumulados

Las playas también sirven para botar salmones muertos o acumularlos, como en estos casos de Cochamó (Estuario del Relocaví, Región de Los Lagos) o Canal Jacaf, Región de Aysén, aledaño al Parque Nacional Isla Magdalena.
  


DIAPO 24: Anclaje de salmoneras al borde costero

El Borde Costero marítimo sirve, incluso, para amarrar salmoneras y ahorrar los costos de los anclajes de hormigón armado, como en este caso en las Islas Smith de la Región de Aysén.


En el borde costero de los lagos, se instalan tubos para captación de agua y emisarios de aguas residuales de las pisciculturas que se descargan sin tratamiento alguno contaminando las playas, como en este caso que se muestra en el Lago Ranco, Comuna de Futrono, por aguas residuales de una piscicultura de Caleta Bay (Grupo Angelini).







 DIAPOS 28 y 29: Lagos Riesco y Chapo 

El borde costero de los lagos puede servir para abandonar balsas- jaulas o para armarlas, como en estos casos del Lago Riesco, en Aysén y Lago Chapo, en la Región de Los Lagos, donde la empresa AGUAS CLARAS obtuvo un permiso transitorio otorgado por la Gobernación Marítima de Puerto Montt para armar balsas-jaulas para un centro de esmoltificación que, además, era CLANDESTINO, porque operó durante 15 años sin tener concesión acuícola otorgada. Lo sacamos después de una hemorragia de recursos y correspondencia con la Armada de Chile.



DIAPO 30: Borde Costero Según Cámara Chilena de la Construcción

De los 83 mil kilómetros lineales de borde costero que tiene Chile, unos 80 mil kilómetros se encuentran en la Zona Austral.

Era evidente que nos organizáramos, entonces, para defenderlo de la Santísima Trinidad del neo-colonialismo, que ya hizo pedazos todo lo que este borde costero delimita y sólo dejó pobreza para la mayoría.



Por estos dos puntos en el espacio, la recta que se puede trazar indica que nada distinto a la destrucción que hemos expuesto y materializado en múltiples denuncias ante los servicios públicos “competentes” y Contraloría General de la República, se puede esperar dentro de este sistema que legisla en contra del Bien Común y servicios públicos que cobran un sueldo sin haber hecho su trabajo.

Me decía un amigo de Isla Quihua, Calbuco, que entonces cuál era mi propuesta alternativa a este proceso de Privatización ya votado favorablemente en la Cámara de Diputados, de forma  mayoritaria y transversal, en el año 2013. 

La propuesta es simple. La alternativa a la privatización del Borde Costero es LA NO PRIVATIZACIÓN DEL BORDE COSTERO y para conseguir eso, hay que mantener y aumentar la resistencia, haciéndola más eficiente en los órganos contralores del Estado, en los Tribunales de Justicia y en la acción pública de denuncia. Privilegiar la información oportuna por sobre la selfie para el Facebook, actuar políticamente para interpelar con solidez a los legisladores, obligar al Gobierno de turno  para que retire este proyecto, evitar infiltraciones de oportunistas de moda.



No consideré necesario, entonces, postular los efectos que “podría tener” la privatización del borde costero. Estimé más representativo mostrarles lo que han hecho con los otros elementos de este espacio donde se inserta el borde costero, para sustentar la tesis de que harán lo mismo que con el mar y sus peces: ocupar lo que les sirve y convertir en basural lo que no les sirve, en medio de la indiferencia y de la falta de funciones que debieran cumplir los servicios públicos.

Muchas gracias.

Héctor Kol
Pichilemu, marzo de 2019.