sábado, 28 de agosto de 2010

CALMA, PUEBLO...QUE AQUÍ ESTOY YO...

VIDEO PROHIBIDO DE "CALLE 13"... por decir verdades.
video

"Calma, Pueblo,

que aquí estoy yo,

lo que no dicen

lo digo yo..."

VEA: "MAGALLANES BAJO ATAQUE"

Serie de Reportajes a la invasión salmonera a Magallanes

PATAGON JOURNAL: http://www.patagonjournal.com/

lunes, 23 de agosto de 2010

DUEÑOS DE NADA

Neoliberalismo y Naturaleza (XXV- 2ª época)
DUEÑOS DE NADA

Por Héctor Kol
Patagonia Chilena
Agosto, 2010.

“¿Dueño de ti?
¿Dueño de qué?
Dueño de nada…”
- José Luis “Puma” Rodríguez-

El día 17 de Agosto, el Diputado Socialista Fidel Espinoza, miembro de la Comisión de Pesca y Acuicultura de la Cámara, ingresó un oficio dirigido al Ministerio de Economía solicitando que se confirme o rectifique el monto que aparece asignado al proyecto “CONSORCIO DE INVESTIGACIÓN EN NUTRICIÓN, TECNOLOGÍA DE ALIMENTOS Y SUSTENTABILIDAD CIEN AUSTRAL”, financiado por el Estado a través del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF) en el año 2004.

En su oficio, el Diputado da cuenta de que en la página web del FONDEF aparece que a este proyecto, ligado a la industria salmonera, se le asignaron $ 500.000 millones (QUINIENTOS MIL MILLONES DE PESOS) en el año señalado, es decir, más de US $ 1.000 millones de la época (o más de UN BILLÓN DE DÓLARES AMERICANOS) y le solicita al Ministerio de Economía que este aclare, como repartición a cuya jurisdicción pertenece el FONDEF, si la cifra es correcta o corresponde a un error de digitación.

Se iniciaría, quizás, una investigación sobre la magnitud de recursos fiscales que se perdieron al ser invertidos en una Industria Salmonera que pereció en el año 2007, producto de su propio mal manejo ambiental y sanitario, además de financiero.

En la ficha técnica del proyecto que se encuentra en la página web de FONDEF a la que se accede a través del link en el pié de página, [1] que aparece asociado a “Pesca y Acuicultura”, la Universidad Austral está consignada como “Ejecutante” del mismo, teniendo como contraparte a la Universidad de Santiago y a las siguientes empresas salmoneras: ALITEC S.A; PACIFIC STAR; INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL SALMÓN (INTESAL); MARINE HARVEST (Propiedad de NUTRECO en esos años) y SALMONES MULTIEXPORT.

Es decir, se trata de un proyecto salmonero por excelencia, que es presentado por sus beneficiarios (beneficiarios de UN BILLÓN DE DÓLARES) de la siguiente manera:

“La Décima Región, es reconocida a nivel nacional e internacional por la producción acuícola y ganadera. Varios factores han contribuido a este éxito. Por una parte, las condiciones geográficas y calidad de aguas y por otra, el conocimiento biológico disponible de las especies, aspecto esencial para la producción en cautiverio…”

Nada de eso era cierto.

Jamás se ha demostrado que el Mar Austral chileno sea apto para el cultivo intensivo (en cautiverio) de salmones. Jamás se realizaron los estudios necesarios para demostrarlo, ni siquiera los de capacidad de carga, esto es, saber cuántos salmones se podían cultivar en un cuerpo de agua dado sin producir un colapso ambiental. Jamás, siquiera, se realizaron los estudios técnicos para demostrar que un conjunto de polígonos trazados arbitrariamente sobre cartas marinas, denominados Áreas Aptas para la Acuicultura (AAA) y único fundamento administrativo que permitió que la Industria Salmonera arrasara con el Mar Austral, son verdaderamente “aptos” para la acuicultura…JAMÁS…

La Industria Salmonera se instaló y operó, hasta la muerte propia y de la de varios de los sistemas que intervino, sobre un territorio marítimo hasta hoy desconocido en sus propiedades acuícolas, es decir, varios años después de que se entregó, probablemente, esta fortuna de UN BILLÓN DE DÓLARES…

Luego, si la cifra es correcta, el Estado (en un solo proyecto incluso mal fundamentado) se gastó UN BILLÓN DE DÓLARES que eran nuestros, de todos los chilenos y que desaparecieron junto a la Industria que sirvió de excusa para gastarlos. Así de simple.

Una investigación sobre este despilfarro, ciertamente que no podría ser más oportuna. En los días en que somos bombardeados por discusiones artificiales respecto al royalty a la minería y la tasa impositiva que debiera aplicársele, cuando lo que de verdad necesitamos es recuperar los recursos naturales para el país y no ponerle impuestos al saqueo del que somos víctimas, una investigación de este tipo aclararía la magnitud del dinero de todos los chilenos que se perdió en esta obsesión de los Gobiernos de la Concertación para tener un campeón mundial y quizás hasta podríamos saber a cuántos “royalties” a la minería equivalieron…

Porque este proyecto que motivó al Diputado Espinoza a solicitar una aclaración no es el único que fue financiado para apoyar a una Industria que pereció debajo de sus infecciones y de sus parásitos, de sus hongos y amebas, sino que es uno más de un largo listado que se inicia en el año 1991, con los primeros $ 400 millones entregados a la Universidad de Chile para el proyecto “MANEJOS REPRODUCTIVOS APLICADOS A LA PRODUCCION DE SALMONOIDES”, según consigna el propio FONDEF en su página web [2].

Le siguieron una serie de proyectos financiados con decenas y cientos de millones de pesos también nuestros, algunos de resultados desconocidos en las Regiones invadidas por esta industria, como varios robots (el primero de ellos, financiado en el año 1999 a la Universidad de Concepción, con un fondo de $ 295 millones [3]) para retirar o limpiar el sedimento bajo las balsas jaulas salmoneras.

Otros, francamente irónicos a la luz del desastre ambiental registrado especialmente en la Región de Los Lagos. Por ejemplo, el proyecto “Laboratorio de Impacto Ambiental para el desarrollo sustentable de la salmonicultura en el sur-austral de Chile”, que benefició a la Universidad Austral en el año 1992 con un fondo de $ 189 millones [4] , o el proyecto “Bases para la producción de salmón orgánico en Chile”, adjudicado en el año 1996 a la Universidad de Los Lagos (la misma que tendrá a César Barros en su Directorio) con un fondo de $ 200 millones [5]

¿Cuál Desarrollo Sustentable de la salmonicultura?...¿Dónde el salmón “orgánico”?...¿Dónde están los resultados del proyecto “AUMENTO DE LA COMPETITIVIDAD DE LA ACUICULTURA CHILENA CON UNA PRODUCCIÓN MÁS AMISTOSA CON EL MEDIOAMBIENTE, MANEJANDO LA MICROBIOTA AUTÓCTONA”, asignado a la Universidad de Chile en el año 2002 con un fondo de $ 180 millones [6]…?

Decenas de proyectos FONDEF similares a estos figuran como financiados con nuestro dinero; otros instrumentos de financiamiento estatal también reportan cientos de millones de pesos entregados a esta Industria que nunca tuvo posibilidades de éxito, dinero perdido junto al Mito de la Salmonicultura Chilena. De todo ese dinero, éramos los dueños…Tras la crisis del ISA, somos dueños DE NADA…

A cambio de este despilfarro, 18 comunas de la Región de Los Lagos son más pobres que hasta hacen tres años, esto es, dos tercios de las comunas de la Región donde se celebraba el “éxito” salmonero no tenían nada a mano para superar la crisis de la Industria que acaparó atenciones y privilegios de parlamentarios y servicios públicos para constituirse, en amplios territorios, como una Colonia Dignidad con salmones, donde el “Jefe de centro” tenía más autoridad que el Capitán de Puerto, que SERNAPESCA y que la Dirección del Trabajo…juntos.

Quellón, en el extremo sur de la Isla Grande de Chiloé y símbolo del “éxito social” derivado de esta Industria, es la comuna donde más creció la pobreza en el periodo: hay un 25% más de pobreza que hacen tres años [7] .

¿Dónde está la cacareada riqueza y progreso que venían de la mano de los salmoneros?... ¿dónde está la sustentabilidad, el aumento de la calidad de vida, la capacidad de ahorro de los chilotes, la capacidad de sobrevivir a una situación de crisis?. NUNCA existieron…

Acabado el espejismo de un “éxito” que tuvimos que pagar todos los chilenos durante 20 años, la pobreza quedó al descubierto, pero peor que antes: 4 ciudades “salmoneras” son top-ten a nivel nacional en tasas de delincuencia, con Puerto Montt como la urbe que encabeza el listado de ciudades más peligrosas en Chile. El “Muerto- Montt” de César Barros, ahora es “Danger-Montt”…

En otras palabras, la Edad de Piedra llegó CON las salmoneras, donde se reinstaló el trabajo esclavo propio de las salitreras del norte chileno y donde hasta el fuero maternal fue perseguido, incluso en los Tribunales de Justicia, por parte de la Industria que “respetaba las normas”.

Las comunidades perdieron su auto –abastecimiento y el endeudamiento fue parte de la alienación a la que fue sometida toda la Isla Grande de Chiloé, entre otras localidades.

La propaganda salmonera, lo único que le funciona a esta Industria que aún respira por los fondos estatales que continúan entregándosele y por la Privatización del Mar Austral, tiene convencidos a decenas de trabajadores y a más de algún dirigente sindical, ONG y político ingenuos, que volverá a renacer de sus cenizas, que se recuperarán los 40 mil empleos que “ofrecía” (también, subsidiados por el Estado) y que hasta baño les pondrán en las plantas de proceso a sus empleados… Todo aquello de la mano de la Salmonicultura 2.0 que inventaron los mismos que sostuvieron a la anterior, a la “exitosa” Salmonicultura 1.0…

Probablemente, confían en que una vez más será la generosa CORFO y sus fuentes de financiamiento, siempre pródigas para derrochar el dinero escaso para todos los chilenos y sus necesidades, pero siempre disponible para financiar las “innovaciones” de industrias fracasadas como la Industria Salmonera, la que seguirá sosteniéndoles las Ferias AQUASUR, los Simposio sobre “nuevos negocios”, los folletos en chino mandarín, los nuevos robots para limpiar sedimentos, los nuevos monitores hidro-acústicos para alimentar salmones, las nuevas aplicaciones de quillay en las dietas para peces, las nuevas vacunas… o los pasajes de los dirigentes sindicales que acudían al Congreso Nacional para apoyar la Privatización del Mar a cambio de una sede propia en Puerto Montt…

De los Diputados como el Diputado Espinoza, dependerá de que este despilfarro no siga ocurriendo, para que alguna vez los chilenos tengamos la oportunidad de dejar de ser Dueños de Nada cuando es con nuestro trabajo diario que se llenan las arcas fiscales que generosamente han alimentado el fracaso, como el que asoló, durante 20 años, el Mar Austral chileno.


Héctor Kol
Patagonia Chilena
Sin Represas… Sin Salmoneras
Agosto 2010.


[1] http://www.fondef.cl/bases/fondef/PROYECTO/04/I/R04I1003.HTML

[2] Proyecto FONDEF número D91I1140. Fuente: http://www.fondef.cl/areas/pesca/proyectos.htm
[3] Proyecto FONDEF número D99I1077. Fuente: http://www.fondef.cl/areas/pesca/proyectos.htm
[4] Proyecto FONDEF número D92S1005
[5] Proyecto FONDEF número D03I1117
[6] Proyecto FONDEF número AQ02I1003
[7] Diario El Llanquihue, 12 de agosto, 2010.

sábado, 7 de agosto de 2010

LO MISMITO QUE EL AÑO PASADO

Neoliberalismo y Naturaleza (XXIV-2ª Época)
LO MISMITO QUE EL AÑO PASADO...






Entrevista a Radio Placeres de Valparaíso, Julio del 2010.


Por Héctor Kol
Patagonia Chilena
Agosto del 2010.


Dice el chiste popular que cuando un sacerdote católico celebraba Misa, entró un borrachito al templo y se sentó en primera fila. Al comenzar el sacerdote la lectura de las Sagradas Escrituras, el borrachito exclamó “¡lo mismito que el año pasado!” y que al invocar el Padre al Espíritu Santo durante la consagración de las hostias, nuevamente se escuchó al borrachito exclamar… “¡lo mismito que el año pasado!”…

Cuando el Sacerdote llamó, luego, a los feligreses a darse fraternalmente la Paz, otra vez el invitado de piedra exclamó… “¡lo mismito que el año pasado!”… Exasperado y con Santa ira, el sacerdote llamó a la policía para que sacaran al beodo de la ceremonia y cuando la policía (con su gentileza acostumbrada) se llevaba al borracho detenido, este exclamó, nuevamente… “¡lo mismito que el año pasado!”…

La alegría, dicha y satisfacción que expresan las Intendentas de las Regiones de Aysén y de Magallanes por la supuesta “reactivación” de la Industria Salmonera después de que el Gobierno Socialista de Michelle Bachelet Privatizara el Mar Austral para pagar las deudas que la “exitosa” Industria acumuló tras 20 años, tienen que ver con este chiste popular.

Para la Intendenta de Magallanes, por ejemplo, la operación de 600 centros de producción salmonera en Magallanes en una primera etapa (2011) generaría unos 3.000 empleos, es decir, un promedio de 5 TRABAJADORES por Centro [1].

A eso se le llama Polifuncionalidad, porque a cada desdichado que acceda a estos puestos de trabajo, le corresponderá hacer de todo, como si estuviera en McDonald’s… lo mismito que el año pasado…

Pero hay más….Esos 600 centros salmoneros tóxicos generarían una producción, según la Intendenta, de 30 MIL TONELADAS DE SALMÓNIDOS, es decir, unas 500 toneladas de salmones por centro y unos 33 kilos de salmón para procesar al año por cada uno de los 3.000 trabajadores empleados… Nos imaginamos los bonos de producción que recibirá cada trabajador por tan agotadora faena, que, por lo demás, es lo único que pagan las empresas salmoneras…el resto del salario lo pagamos todos los chilenos a punto de subsidios estatales… lo mismito que el año pasado…

En Aysén, otra Intendenta, menos diestra en las matemáticas, pero si cercana a la legislatura, declaraba su satisfacción por el estricto respeto a las nuevas normas ambientales (ideadas junto a la Privatización del Mar) que estaba manifestando la Industria Salmonera.

La Sra. Intendente de Aysén no sabe que esa nueva normativa AÚN NO ES PROMULGADA y que lo único que eventualmente debieran respetar los salmoneros, es la insuficiente e hilarante normativa que ellos mismos instalaron a través de su red de influencias, donde los proyectos de salmonicultura intensiva se evalúan ambientalmente a través de una Declaración Jurada (una Declaración de Impacto ambiental) tal cual como lo hace un cultivo de “choritos” o de ostiones…

La Intendenta, obviamente, no está informada y repite lo que se le ha ordenado repetir desde las siniestradas oficinas de la agencia publicitaria Salmon-Chile … lo mismito que el año pasado…

Más aún, ni en Aysén ni en Los Lagos ni en Magallanes, la Industria Salmonera respetó las normas que ella misma se impuso y que ella misma se auto-fiscaliza, puesto que SERNAPESCA (el servicio público “geométricamente armónico”) aún no tiene lanchas propias para efectuar las fiscalizaciones que les mandata la Ley… lo mismito que el año pasado…

Así, la Industria Salmonera acumuló una variada gama de faltas a las normas ambientales propias y a varias que nunca han existido, como las normas que limiten el uso irracional de antibióticos, por ejemplo, cuya inexistencia permite que en Chile se use de todo para tratar de detener las enfermedades que atacan, una tras otra, a estos maltratados animales que contaminan nuestros canales y fiordos de la Patagonia.

Lo dije en una conferencia en el Campus Antumapu de la Universidad de Chile, este año: si el arquero de España hubiera sido del SAG (que “regula” el uso de antibióticos en la producción animal) Chile habría llegado a la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica. Por goleada.

Pero lo que tampoco debe saber la Intendenta de Aysén es que las “nuevas normas ambientales” (cuando se promulguen) otra vez serán las que elaboraron los propios salmoneros para fiscalizarse ellos mismos, pues al interior de la Mesa de Trabajo Salmón que dirigió Felipe Sandoval (hoy, funcionario salmonero) fueron acogidas 48 de las 54 propuestas que la agencia Salmon-Chile llevó a la Mesa liderada por el hoy empleado de AQUACHILE [2].

Cuando se promulguen estas “nuevas normas” que regularán la gestión ambiental de la Salmonicultura 2.0, entonces, la nueva normativa será, nada más y nada menos, que las normas que puso una agencia de publicidad… la mismita del año pasado…

En consecuencia, cuando lleguen las salmoneras a Magallanes y se expandan las que siguen contaminando Aysén, la Industria salmonera no será más que la misma Salmonicultura 1.0 ahora propietaria del mar que era de todos los chilenos. Será la Salmonicultura que inventó César Barros…el mismito del año pasado…

Y en los Gobiernos Regionales de las tres Regiones australes, seguirá operando (ahora como Gobierno) el Estado Salmonero que toleró que en el Mar patagónico se causara la peor tragedia ambiental de la Historia.

Ese Estado, que opera al sur del Paralelo 42º Latitud Sur no es otro que… el mismito del año pasado.

Héctor Kol
Patagonia Chilena
Sin Represas… Sin Salmoneras
Agosto del 2010.



[1] Liliana Kusanovic, Intendenta de la Región de Magallanes. Diario Estrategia, 23 de Julio, 2010.
[2] César Barros, Presidente de la Agencia Publicitaria SALMON-CHILE. Mundo Acuícola, 11 de Junio, 2010.