lunes, 25 de octubre de 2010

THE CHILEAN WE-BEO

Neoliberalismo y Naturaleza (XXVI- 2ª Época):
The Chilean we-beo.

Por Héctor Kol
Patagonia Chilena,
Octubre 2010.



Con mis amigos nos preguntábamos, viendo por televisión en un Restaurant de Puerto Montt el Reality Minero de Copiapó: “¿Cómo llegamos a esto?”.

Ninguno tenía la respuesta…

Vivir en un país como este, que se sacó de encima a la peor Dictadura Militar de América Latina, con el aporte de todos los que mirábamos perplejos cómo se ridiculizaba a una hazaña humana y técnica, llega a ser una contradicción vital.

Esta pobre Capitanía General llamada Chile, se ha convertido en una nación ridícula, donde todo adquiere un tinte circense destinado a festinar incluso sobre el dolor humano, la destrucción de la Naturaleza o la venta a trozos de nuestro territorio. Una nación fetichista, que saca a relucir lo peor de sí misma tras cada desgracia que ocurre a lo largo de esta transnacionalizada región al sur del mundo.

Para cada desgracia hay un circo, animado por el Señor Corales que vive en Miami (obvio) y que inventó la TELETÓN cuando la Dictadura necesitaba una imagen-país para venderle al mundo: el año 1978, cuando se hizo una Primera Consulta Nacional bajo Estado de Sitio, también se hizo la primera campaña por los discapacitados. Todo Chile estaba “unido”…

Así, la Camioneta Verde del Padre Hurtado, usada una y otra vez en la “recolección de fondos” para reconstruir el país a punta de media-aguas de “Un Cacho Para Chile”, parece insignificante al lado de la Bandera Chilena del Tsunami, que sigue descosida y manchada de barro, tal como se rescató de una de las zonas afectadas por las marejadas pos-terremoto de Febrero. Y la bandera aquella ahora es insignificante al lado de la cápsula Fénix 2 o del strip-tease de “Super Mario”, uno de los mineros rescatados en Copiapó.

Hemos transitado de menos a más en la ridiculez. Hemos tenido de todo sentado en el Sillón de O’Higgins, en el Palacio de La Moneda, desde el Presidente que gobernó “en la medida de lo posible” hasta el otro al que le funcionaron “todas las instituciones”, menos los puentes que se cayeron 6 meses después de construidos y el famoso Tren al Sur que llegó hasta San Bernardo antes de incendiarse…

Tuvimos a cargo del Gobierno a una ex Ministra de Salud a la que le inventaban enfermos cuando inauguraba hospitales y que entregó viviendas sociales de dos pisos… sin escaleras.

Ahora, tenemos a un mandatario que, provisto del mensaje de auxilio de los mineros atrapados, pasea por el mundo a este Santo Grial Chilensis y además un saco de piedras, extraídas (se supone) de la Mina San Esteban, cuna del milagro y punto de partida del THE CHILEAN WE-BEO…

El mundo “ambientalista” no ha quedado rezagado en cuanto a tonteras, explicables por el copamiento mediático que del tema han hecho las ONGs, los jipis y los “comuneros” (de las Comunas de Las Condes y Providencia) que se han esforzado por hacer desaparecer del mapa las resoluciones alcanzadas en Cochabamba 2010, donde los allí convocados fueron explícitos en señalar que el problema ambiental global NO SE SOLUCIONA si persiste el Capitalismo sobre la faz de la tierra.

En Cochabamba 2010 se consolidó lo que era una opinión de varios de nosotros, habitantes de los países saqueados en los últimos 500 años: es decir, que la lucha ambiental, antes que nada, es una lucha política, que tiene que ver con el poder central, con el poder político que decide que nuestras naciones sean destrozadas y asaltadas. Los jipis y los “neo-comuneros” no fueron a eso a Cochabamba, claramente. Ellos fueron a crear “redes”….

Así, las jornadas de defensa ambiental dirigidas por jipis y “comuneros” se han transformado no en lucha política, sino en competencias de disfraces, con decenas de niños vestidos de pingüinos o de delfines, si estos son los amenazados, con el gentil apoyo de la Ex Vocera del Gobierno que Privatizó el Mar Austral, Carolina Tohá, o de la Diputada Sabat (UDI) que es una mujer consecuente en los temas ambientales, sociales, matemáticos, religiosos, deportivos y financieros: de todos ellos sabe NADA.

Porque tal como en Europa, bajo la Bandera “Verde” se cubren todos: desde los fascistas hasta los “progresistas”. Y como en Europa, tampoco se soluciona el problema ambiental, sino que se agudiza: la caída del proyecto termoeléctrico “Barrancones”, que estimuló a los niños a disfrazarse de pingüinos y delfines para la defensa de Punta Choros, sólo fue el inicio de las conversaciones para un acuerdo de transferencia tecnológica nuclear entre la Francia de Sarkozy y el Chile de Piñera.

Y será SUEZ-Energy, la empresa propietaria de “Barrancones”, quien dirija las operaciones para instalar centrales nucleares en nuestro país.

Con meridiana certeza lo tituló el Diario La Tercera, el 21 de Octubre pasado: se había superado la controversia por “Barrancones”… ¿Qué es lo que hay que celebrar, entonces?

En las tierras australes, donde la Subsecretaría de Pesca ha decretado que un “banco natural” de especies bentónicas sólo lo es hasta los 30 metros de profundidad, es decir, que a 31 metros de profundidad EL BANCO NATURAL YA NO ES BANCO NATURAL, ¿qué debiéramos hacer?... ¿Disfrazarnos de erizos, de almejas o de machas?..¿Nuestras protestas debieran ser colgarnos como “choritos” en la plaza de Puerto Montt?...Y en Aysén, amenazado por las represas ahora de Berlusconi y antes de Aznar, ¿debemos disfrazarnos de glaciares?...

Como país Tercermundista que somos, despensa de los ahora “hambrientos y explotados” habitantes de los Países Desarrollados, donde hasta los empleados de Marine Harvest-Noruega se deben sentir “proletarios”, cuando estuvieron años disfrutando de granjerías que sus colegas chilenos (que ganaban 15 veces menos por IGUAL trabajo) ni se imaginaron siquiera, debemos entender que no es a punta de “Ceremonias del Fuego” o quemando incienso, ni disfrazados de pingüinos o de “comuneros”, como sacaremos el Capitalismo desde La Moneda o desde el Congreso, enquistado allí para seguir saqueando al país.

Los kultrunes en manos de “comuneros” cada vez más rubios, cada vez con más aros de plumas y más collares de alambres de cobre, no son sino parte del show mediático que el sistema maneja a través de sus medios de comunicación, que les da cobertura porque no constituyen amenaza alguna para los propósitos depredadores del sistema. Son facilitadores del proceso y lo sucedido con Barrancones lo demuestra.

El carnaval “ambientalista” desprovisto de toda intencionalidad política, es parte de la cortina de humo prevista por Tironi y Asociados, que sigue operando aunque se venga el mundo abajo, como le ocurrió a la pesca artesanal que buscaba a sus víctimas tras el terremoto de Febrero, mientras que por su espalda pasaron raudos los parlamentarios de ambas Derechas para aprobar la Privatización del Mar Austral, el 10 de Marzo de este año. Las víctimas del terremoto podían esperar… La Banca Privada, que malgastó miles de millones de dólares en la mítica Industria salmonera, no podía hacerlo. Con algo había que llenar las cajas de seguridad de los clientes VIP y las llenaron con nuestro mar.

Así, de la misma forma y en medio del Reality Minero, el sistema se encargó de hacer pasar el “impuesto al cogoteo” que en verdad es el Royalty a la Minería. ¿Alguien se habrá dado cuenta de aquello?

La Lucha Ambiental no es para festivales ni ceremonias espirituales, porque no hay “malos espíritus” que combatir: el Capitalismo no tiene alma, no se conmueve con rogativas, no tiene, siquiera, una espiritualidad que lo justifique.

La Lucha Ambiental debe ser asumida por quienes deben asumirla, por las organizaciones anti-capitalistas, sin importar si las batucadas dirigidas por los Hare Krishna son las que reciben la mayor atención mediática: tanta cobertura a los carnavales ambientalistas y eco-oportunistas no son sino un síntoma de que aquello no sirve y por eso es que se difunde. Si representaran algún peligro para el Sistema, no se conocerían. Así de simple.

Le pese o no a la prensa “progresista” y a las academias tan “progresistas” como aquella, Cochabamba 2010 existió y allí se delineó la tarea que los rubios “comuneros” y sus redes ambientales “apolíticas” nunca asumirán: dar solución a la crisis ambiental global atacando a la raíz del problema, al Capitalismo.

Barrancones y Punta de Choros; Berlusconi y las Represas en Aysén, Bachelet y la Privatización del Mar, los neo-comuneros y sus disfraces, son sólo el síntoma… El Capitalismo sigue siendo la enfermedad.

Héctor Kol
Patagonia chilena
Sin Represas… Sin Salmoneras
Octubre 2010.





1 comentario:

Vladia Luna dijo...

Buena, ese es el trasfondo de la lucha medioambiental... pero sobre el tema de disfraces el cuento es otro, los cabros chicos de poblaciones afectadas por termoelectricas en Coronel se disfrazaron de pinguinos en protesta y crítica por el tratamiento de la prensa y de esos comuneros pelolais frente a Punta de Choros, por tanto no creo que sea tan distinta a la critica que haces.
Saludos!